Crítica de cine: “Monstruo”

 Crítica de cine: “Monstruo”

Monstruo ha sido una película que me ha conmovido muchísimo. Tuve la buena suerte de que los tráilers no revelaran mucho sobre la trama y les pido que, si la van a ver, lo hagan completamente a ciegas, pues creo que es una experiencia que se disfruta más sin saber nada en absoluto. De todas maneras, esto es una crítica, así que tengo que hablar un poco sobre la trama, pero no pienso revelar detalles.

Dirigida por Hirokazu Kore-eda y escrita por Yuji Sakamoto, la película trata de tres perspectivas, pero una sola verdad. Tres actos que se desarrollan de manera espectacular; los mayores protagonistas están enredados en un conflicto por entenderse mutuamente: una madre, un profesor y un niño. Revelando información preciada al misterio que se desenvuelve poco a poco y escalando de una manera increíble que deja al espectador satisfecho y emocionado. Cada perspectiva comienza con el incendio de un edificio y vemos cómo los tres personajes reaccionan a esto, dándonos a entender quiénes son y cuáles son sus principios. Minato, el niño, es una persona sensible, que expresa mucho en las pocas palabras que dice; él pronto comienza a tener heridas y culpa a su profesor, su madre Saori comienza a ir a la escuela en busca de respuestas y justicia. Eso es todo lo que diré en cuanto a la trama.

La película explora los peligros de no comunicarse bien, creer todo lo que nos cuentan sin preguntarnos realmente cuál es el significado de todo, la responsabilidad e inhabilidad de los adultos para proteger a los niños, el abuso hacia los mismos y cómo cegarse por una sola verdad creada por nosotros puede afectarlos. Es una película que podría argumentarse que se desarrolla como un thriller; tenemos el acto terrible de un profesor hacia un alumno y con cada perspectiva vamos entendiendo, como espectadores, aún más la verdad del asunto. Pero lo que realmente hace que esta película sea tan conmovedora es su capacidad para abrir nuestros corazones a la comprensión y la empatía. Nos enfrenta a nuestras propias sombras.

No puedo dejar de repetir lo emotiva que es, y cuando se llega al final, las lágrimas no sobran; es enternecedor ir entendiendo a cada personaje, las verdades son impactantes y todo se desenvuelve de una manera increíblemente emotiva. Es una experiencia cinematográfica que te deja sin aliento y te hace reflexionar sobre el impacto del amor y lo que podemos llegar hacer por este. Sin duda, es una obra maestra que tocará el alma de cualquier espectador. No puedo dejar de recomendarla.

Escrito por Pedro Ascui, sígueme en mis redes como @pit.lite.

Cine

Related post

1 Comment

  • Como siempre una increíble reseña por parte de Pedro. Ya estaré a la espera de ir a ver esta película, suena que es una de esas que no hay que perderse.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.