Crítica de cine: “X-Men – Apocalipsis”

 Crítica de cine: “X-Men – Apocalipsis”

Siendo “X-Men: Apocalipsis” una película tan esperada, fue imposible no leer las críticas que hicieron los colegas norteamericanos sobre ella (ya que tuvieron la suerte de verla una semana antes que nosotros) y debo decir que a diferencia de otras ocasiones, estoy bastante de acuerdo con lo que he leído.

Y es que la tercera parte de esta segunda trilogía que comenzó con “X-Men: Primera generación”, es una película bien hecha, entretenida la mayor parte del tiempo, pero con la cual cuesta mucho sentir empatía, emocionarse de verdad.

La cinta comienza diez años después de lo ocurrido en “Días del futuro pasado”, cuando Magneto es derrotado por Xavier y sus mutantes cuando el primero usó los centinelas de Bolivar Trask para crear un gran lío. Ahora Magneto (o Erik) vive en Rusia, con una nueva identidad y ha dejado de usar sus poderes. Mientras eso ocurre, Moira Mac Taggert, la agente de la CIA que conocimos en “Primera generación”, investiga a un culto que despierta de un largo sueño al mutante más antiguo y poderoso que existe: Apocalipsis. Una vez que el villano despierta, se dedica a reunir a cuatro poderosos mutantes que lo ayudarán a crear un nuevo orden mundial, para el cual los humanos deben ser exterminados.

Una de las mayores gracias que se le reconoce a Bryan Singer (el director de esta película y de las primeras dos X-Men además de “Días del futuro pasado”), es que hizo una historia de superhéroes muy humana, donde además de la acción y los efectos visuales, podíamos ver claramente los conflictos que había detrás. Por ejemplo en la mencionada “Días del futuro pasado” es central la relación entre Charles Xavier y Magneto, que de ser los mejores amigos se convirtieron en enemigos irreconciliables. Hay varias escenas donde vemos cómo se desarrolla su enfrentamiento, el dolor que sienten ambos, y como fondo de la película, sentimos verdadero temor por la suerte de los mutantes frente a los poderosos centinelas.

En “Apocalipsis” se nos promete que los X-Men se enfrentarán al mutante más poderoso y antiguo que existe, o sea, su desafío más grande hasta ahora, pero eso queda más bien en el discurso. Apocalipsis no alcanza a ser el villano que se nos promete; no por un problema de casting (Oscar Isaac lo hace bastante bien), sino porque la película carece de conflictos humanos.

En la cinta, vemos enormes destrucciones, misiles nucleares, hasta la Ópera de Sidney es destruida (solo menciono cosas que se ven en los trailers), pero nunca sentimos verdadero temor por los personajes. Es algo así como en las películas de Roland Emmerich (como “El día después de mañana”) donde uno ve que el mundo se destruye pero nunca da pena realmente. Aquí ocurre lo mismo. La película está hecha a una enorme escala, pero las películas que quedan son las que están hechas a escala humana.

Por otra parte, el guión tiene varios vacíos, muchas cosas que empiezan bien pero se cierran mal. Es la amenaza que no se cumple, y por tanto el espectador se sentirá un tanto defraudado con algunas escenas. Es más; a diferencia de la mayoría de las películas de X Men, que logran darle el protagonismo necesario a todos los personajes (aunque sean muchos), aquí uno siente que hay dos o tres que aportan cero a la historia, podrían no estar y la historia no cambia en nada.

El tercer punto bajo de la película es que se demora demasiado en tomar vuelo. El inicio es innecesariamente largo y al final, la película agota un poco.

Luego de observar estos tres aspectos que juegan en contra de la cinta, hay que decir que “Apocalipsis” tiene buenas escenas de acción, en especial las protagonizadas por Quicksilver, quien al igual que en la película anterior es quien tiene las mejores partes. También hay varios personajes de los cuales por primera vez vemos a sus versiones juveniles y hay que decir que están bastante bien. De hecho, es la relación que hay entre estos personajes (Cíclope, Jean, Nightcrawler) lo que le da el espíritu a la cinta. Es más, a pesar de todas las falencias que la película tiene, uno se queda con ganas de ver la que sigue, de ver una nueva aventura de estos personajes.

Resumiendo, “X-Men: Apocalipsis” no es la mejor película de la saga pero tampoco es la peor. Es más, creo que se puede ubicar justo en el medio. El problema es que ya nos tenían acostumbrados a esperar algo más, y esta vez nos fallaron.

Por Juan Carlos Berner

En Twitter: @jcbernerl

Related post

3 Comments

  • Gracias por la crítica , espero verla pronto para tener mi versión. Aunque tenía una sospecha de no ir con grandes expectativas.

  • Cada vez que leo alguna critica de esta película todos coinciden en que al final te agota de lo innecesariamente larga que es, aun no se si ir a verla.
    De todas formas gracias por su critica Juan Carlos Bener

    • La fui a ver…y si, sigue siendo larga como que mucho relleno cuando lo bueno pasa a segundo plano porque quedas con esa sensación que pudo ser mejor…PERO si eres Fans …te la bancas!! jajajaja …como también sorpresa al final como toda pelicula Marvel. >.< aunque quede colgada…asi que busque información post-creditos.

      VAYA A VERLA, o espera su descuento en el cine.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.