Crítica de cine: La Madame

 Crítica de cine: La Madame

Anne (Toni Collette) y Bob (Harvey Keitel) se mudan a Francia para tratar de avanzar en su alicaído matrimonio. Pertenecientes a la alta sociedad, organizan en su nueva casa una cena con diplomáticos y gente chic. Pero la abrupta llegada del hijo mayor de Bob provoca que Anne no acepte que sean 13 los comensales por ser un número de mala suerte, por lo que fuerza a su Ama de llaves, María (Rossy de Palma), que se vista de gala y los acompañe en la mesa. Lejos de pasar desapercibida, cautiva a uno de los prestigiosos invitados quien, al creer que es una condesa española, la embauca y se enamora de ella, siendo recíproco en su amor. Esto desata la ira de Anne, quien no logra afianzarse ni con su marido ni con su amante. ¿Qué pasará con este amor fulminante de María cuando David se entere que realmente es la Ama de llaves de Anne?

Esta película debió llamarse “The Maid” (La criada) en vez de “Madame” ya que la historia se centra en María. Anne representa todo lo malo del ser humano, la envidia, altanería, desigualdad social y todos los epítetos posibles para una mujer que no soporta ver a la sirvienta enamorada.

En paralelo, Bob está arruinado. Y no solo eso, sino que se enamora de su joven profesora de francés. La eminente quiebra económica del marido de Anne no se ve bien aprovechada en el filme, le faltaron elementos que sustentaran esa parte de la historia, por lo que se transforma en un elemento de adorno que no aporta a la sustancia de la película.

Esta mezcla de comedia y drama humano es dirigida por Amanda Sthers, quien solo había escrito y dirigido hace ocho años atrás la película “Je vais te manquer”, tibiamente recibida por público y crítica.

Si bien tiene lindas locaciones, hay planos que no convencen, y no se trata de experimentos cinematográficos mal logrados, sino que son algunos ángulos a los que no estamos acostumbrados. La música incidental está muy bien elegida, sobre todo la canción de apertura.

Sin duda la actuación de la española Rossy de Palma es lo mejor del filme, inyectando frescura y tristeza cuando la película así lo amerita. Rossy tuvo fama mundial al debutar con Pedro Almodóvar en “Mujeres al borde de un ataque de nervios” (1988), y de ahí en más es reconocible en casi un centenar de películas.

La película y el mensaje que desea transmitir confluye en la escena de la piscina, en donde están mezclados los protagonistas con sus más cercanos amigos (y amantes) divagando acerca del amor y el distinto comportamiento que tienen ingleses, irlandeses, norteamericanos y españoles frente al amor. La lectura que se hace es interesante, ya que se produce una especie de catarsis ante la franqueza de cada uno. Sin duda, el clímax del guión.

“La Madame” es una película que destaca por su trama y por la expectativa y curiosidad que genera en el espectador. Es una historia muchas veces antes contada, pero que tiene elementos tan actuales como la mirada cosmopolita del problema y elementos tan antiguos como lo son los sentimientos más intrínsecos del ser humano.

Ficha Técnica:

Título: “La Madame” (Madame)

Director: Amanda Sthers

País: Francia

Duración: 91 minutos

Elenco: Toni Collette, Rossy de Palma, Harvey Keitel, Michael Smiley, Stanislas Merhar

Puedes encontrar “La Madame” en carteleras desde el jueves 23 de agosto.

 

Por ©Daniel Bernal

@DanielBernalY

 

 

Cine

Related post

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.