Crítica de cine: “El rey ciervo”

 Crítica de cine: “El rey ciervo”

El Rey Ciervo, o por su título original: Shika No Ou: Yuna to Yakusoku no Tabi (a ver si lo pueden decir tres veces seguidos), es una película de animación japonesa basada en el libro de Nahoko Uehashi y escrita por Taku Kishimoto, que nos demuestra un reino que es afectado por una plaga que se esparce debido a unos lobos negros.

Nuestro protagonista, Van, alguien que perdió a su hijo y esposa, es prisionero en una minera cuando estos lobos comienzan a atacar y es el único sobreviviente con una pequeña niña llamada Yuna, a la cual adopta; juntos van a vivir una vida tranquila a un pueblo lejano, sin embargo un doctor se da cuenta que Van puede ser la cura para la terrible enfermedad, por ello empieza una búsqueda desesperada por su sangre.

Lo primero que debo decir es: no se dejen engañar por el tráiler, por favor. Pues este demuestra como si fuera una película de acción, cuando en realidad es un drama político y familiar, que demuestra como las personas comunes sufren por sus líderes, lo que es capaz de hacer un padre por su hija y cómo la naturaleza nos observa, rige y convive con nosotros. Se aleja, particularmente, de lo que es común en una película, tiene poca e impactante violencia, no hay un enemigo gigantesco al que derrotar, y varios temas de que se nos presentan no son resueltos. Es como si los autores del filme hubieran leído ¨El héroe de Mil Caras¨ y dijeran “eso está genial, pero hagamos una fantasía en donde no nos rijan los cánones de una historia, demostremos el mundo en que viven y la relación de personajes como lo más importante”. Lo cual, para el autor de esta crítica, lo encontró muy genial. Claro si llevan a sus niños a ver esta obra, lo más probable es que se aburran con las escenas, la paz, la estrategia cruel, la abundante naturaleza. Sin embargo debo recordarles a todos que la animación no es un género: es un medio para contar historias, por lo tanto no todas estas obras, por más hermosas que sean, son dirigidas a niños.    

Las imágenes de los árboles, arbustos, animales se sienten real a través del lente de una cámara que cambia la imagen a hermosos colores que hacen destacar todo lo que se encuentra en pantalla, la música es hermosa y compuesta estratégicamente para que la audiencia tenga una experiencia personal con la película, realmente me gustaría hablar más de qué trata esta, sin embargo creo que estaría traicionando lo que el autor querría para el film. Debo decir que el ritmo es lento, sin embargo se me hizo maravilloso y entré en un estado de comodidad viéndola.

No es una película para todos, y eso está bien. Probablemente los fanáticos del animé, que están acostumbrados a un ritmo frenético se aburran, y quiero aclarar que eso no es bueno ni malo. Denle una oportunidad, tal vez no gastar dinero en ella, pero sí verla relajado con alguien especial en sus corazones.

               Escrito por Pedro Ascui. Sígueme en Instagram @Pit.Lite

Cine

Related post

1 Comment

  • Buena crítica, me picó la curiosidad y me dieron ganas de ver la película.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.