Comentario de TV: “Locke and Key”

Este 7 de febrero se estrena en todo el mundo la esperada serie “Locke and Key” en Netflix, basada en la galardonada novela gráfica del mismo nombre creada por Joe Hill y el chileno (hay que decirlo) Gabriel Rodríguez.

La primera temporada cuenta con 10 capítulos y promete ser un éxito, ya que combina muchos elementos que son atractivos para el público que ama de series al estilo “Dark” o “Stranger Things”, aunque para ser justos, la novela de “Locke and Key” tiene más de 10 años, así que esta última es quizás la fuente de inspiración de muchas series exitosas en el día de hoy.

Sobre la historia, la familia Locke acaba de perder a su padre (Rendell), y la joven viuda Nina con sus tres hijos heredan la vieja mansión Key (o la Casa llave), que está ubicada en un pequeño pueblo rural llamado Mathenson. La casa es famosa por estar “embrujada”, algo que en efecto es así. Dentro de ella hay una serie de extrañas llaves, cada una con un poder especial, como por ejemplo una que te puede trasladar a cualquier lugar del mundo. Así, los tres jóvenes hermanos Locke deberán encontrar esas llaves mientras van emergiendo otros misterios en el pueblo y por supuesto, en la misma casa.

La serie tiene bastante ritmo, aunque los primeros capítulos puedan hacerse un poco lentos en presentarnos a los personajes. Sin embargo, una vez que avanzamos al capítulo 3 y en adelante, la magia y el misterio van atrapando poco a poco a los personajes… y al espectador.

Un aspecto que puede ser negativo para los fans de la novela “Locke and Key”, es que la versión televisiva es un poco menos oscura y bastante menos sangrienta, quizás buscando ser “para todo espectador” y llegar así a un público más amplio. La adaptación desarrolla al menos dos tomos de las novelas, alargándose en algunas partes con diálogos que aportan poco a la trama principal en los primeros capítulos, que como indiqué antes, son los más lentos. En esto se nota la mano del productor Carlton Cuse, quien fue uno de los guionistas y productores de “Lost”, quien maneja muy bien el suspenso, pero a veces tiende a alargar las historias para dar a conocer más a los personajes (innecesariamente para mi gusto).

Al igual que en “Stranger Things”, los protagonistas son varios adolescentes, divididos básicamente en dos grupos: los 3 hermanos Locke (Bode, Tyler y Kinsey), quienes tendrán que enfrentarse a la extraña casa y, como era de esperarse, al misterio que ronda la muerte de su padre. Por otro lado está el grupo de amigos nerds de Kinsey, quienes sin querer también se mezclarán en los problemas de la familia Locke. Todo eso junto con los habituales problemas de la adolescencia, el cambio de casa y la pérdida del papá.

“Locke and Key” es una serie entretenida en términos generales (aunque hay que tenerle un poco de paciencia al inicio), visualmente muy hermosa, y con una gran dosis de misterio para toda la familia.

Por Juan Carlos Berner.

Sígueme en @jcbernerl

Author: Cine

Share This Post On

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *