“Wonder Woman 2” será la primera en adoptar medidas antiacoso propuestas por el Sindicato de Productores

Los numerosos escándalos de acoso en el mundo de Hollywood han alcanzado a artistas de la talla de Harvey Weinstein, Woody Allen, Kevin Spacey, James Franco, etc. Podemos especular respecto a la validez de algunas acusaciones, pero es indudable que algo está pasando y debe hacerse algo al respecto. Hace poco Sir Ian Mckellen recibió fuertes críticas por sus palabras sobre el tema: “Desde mi propia experiencia… cuando comencé a principios de los 60, el director del teatro en el que trabajaba me mostró algunas fotografías que obtuvo de mujeres que querían trabajo, eran actrices, algunos tenían en la parte inferior de su fotografía DRR, o sea ‘los derechos de los directores son respetados’. En otras palabras, si me das un trabajo, puedes tener sexo conmigo “. Luego añadió: “No asumo que nada bueno saldrá de estas revelaciones, a pesar de que algunas personas son acusadas erróneamente, también está esa parte. Honestidad. Honestidad. Honestidad”.

¿Son los directores, actores o productores acosadores innatos? Probablemente no, así como no todos los sacerdotes son violadores. Pero es un hecho que en el mundo del cine alcanzar el éxito puede ser más difícil que en otros rubros menos competitivos, y que muchos podrían querer aprovecharse de eso. Para evitar convertir a Hollywood en un campo de batalla mediático y prevenir antes que lamentar, se fundó la Comisión sobre Acoso Sexual y el Avance de la Igualdad en el Trabajo, encabezada por Anita Hill, quien en 1991 acusó de acoso al candidato a la Corte Suprema Clarence Thomas.

Kathleen Kennedy, una de las gestoras de la idea, afirmó que el comité “buscará una estrategia para lidiar con las causas de los problemas de paridad y poder”.  Y es que las relaciones de poder son importantísimas para definir la línea que separa el acoso del coqueteo, e impedir que se cumpla lo que Catherine Deneuve, actriz francesa, dijo hace poco, que la campaña antiacoso podía castigar injustamente a hombres que son demasiado torpes o insistentes para coquetear, además de infantilizar a la mujer y socavar la libertad sexual de las personas.  Según la actriz, “Hombres que son sancionados en su trabajo, obligados a renunciar, cuando su única maldad fue tocar una rodilla, intentar robar un beso, hablar de cosas íntimas durante una cena profesional o enviar mensajes sexualmente cargados a una mujer que no se sintió atraída por ellos”. Es un tema complejo, que podemos extrapolar no solo a Hollywood sino a la vida en general ¿Tengo la libertad para acercarme con fines románticos a una persona con la que trabajo? Sin ir más lejos, podemos recordar el caso de Chespirito y Florinda Meza, a quien este cortejó durante más de un año, de forma bastante insistente, hasta que ella accedió, sin haberse sentido vulnerada en ningún momento ¿Hubiera sido ahora considerado un acosador Chespirito? Según Deneuve, “La violación es un crimen. Pero coquetear con insistencia o torpemente no es un crimen, y la caballerosidad no es una agresión de machos.”

Para lidiar responsablemente con el problema, la Comisión contará con la participación de Bob Inger, presidente de Disney, y Ted Sarandos, el jefe de contenidos de Netflix. Además, los sindicatos de Hollywood buscan asegurar y garantizar una adecuada conducta dentro y fuera de los sets, por parte de todo su personal. El Sindicato de Productores ya publicó recomendaciones, y estas serán tomadas en cuenta para “Wonder Woman 2”, que comenzará a filmarse en junio. Las recomendaciones incluyen el proveer de un entrenamiento antiacoso al elenco antes de empezar a filmar.

Además, definirá los límites entre acoso y coqueteo, para que la iniciativa sea tomada con seriedad.  Por ejemplo, será considerado acoso para la Comisión “Cuando un trabajo, promoción u otro beneficio profesional se condiciona a la sumisión a avances sexuales, y hacer comentarios o chistes sexualmente explícitos o despectivos en voz alta o por e-mail”. Asimismo, describe escenarios que distan de ser calificados de acoso: “Un abrazo, un beso en la mejilla, o roces casuales no son necesariamente acoso sexual. La clave es si el comportamiento es rechazado u ofensivo”.

Además, el actor David Schwimmer, Ross en “Friends”, dirigió seis cortometrajes como parte de una campaña llamada “That´s Harassment” (Eso es acoso), que están disponibles en las redes sociales y pueden ver en este link. En estos cortos se muestran escenas cotidianas que califican como acoso o conductas inapropiadas, como un jefe con una empleada, una periodista con un político, o un doctor con su paciente. En los cortos aparecen actores como Michael Kelly  (“House of cards”), Emmy Rossum (“Shameless”), y Mamie Gummer, la hija de Meryl Streep. Los cortos buscan promover el respeto en todos los trabajos, y no solo el mundo del cine. Esperemos que todo vaya bien con el rodaje de “Wonder Woman 2”.

 

Fuentes:

https://www.infobae.com

http;//emol.cl

http://www.dailytrend.mx

 

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *