Saintia Sho: el rol de la mujer el “Saint Seiya”

La industria de la animación no escatima en destruir una mitología o universo con tal de ganar un par de lucas más. No les bastó con intentar convencernos de que en el universo de “Dragonball” había un dios de la destrucción que estuvo desde siempre y que muchos personajes conocían su existencia. Ahora resulta que desde el principio en “Saint Seiya” había una categoría distinta de caballeros femeninos, que libraron una guerra en paralelo a la del santuario, y que varios de los personajes conocían su existencia pero nunca los mencionaron, ni consideraron pedirles ayuda en las batallas más difíciles, sobre todo tomando en cuenta que luego de o de Saga el personal de Atena quedó bastante reducido.

A mi juicio la franquicia de Kurumada está atrapada en un callejón sin salida y no hay mucho que hacerle. Los spin offs, secuelas y precuelas existen solo para vender figuritas y la supuesta continuación, “Next Dimension”, da palos de ciego y no parece conducir a ninguna parte, más que a la conclusión de que a Kurumada se le acabaron las ideas y solo se dedica a copiarse a sí mismo. Y claro, en este punto podrían decirme “Si no te gusta no la veas” y tendrían razón. Pero eso no significa que no tenga derecho a emitir un juicio sobre la calidad de la historia y cómo esta afecta a la original.

Una de las ideas más potentes de “Saint Seiya” era que el Santuario era un lugar cruel, despiadado, en el que solo sobrevivían los mejores, en el que se ejecutaba a los desertores y castigaba a los traidores, algo muy poco ortodoxo para lo que supuestamente consideraríamos el lado de los buenos. Originalmente era un territorio exclusivamente masculino, vamos, porque patriarcado. Cuando aparecieron los caballeros femeninos, se les obligó a usar una máscara para renunciar a su feminidad y que los demás caballeros (O santos, como usted prefiera) las vean como a un guerrero y no a una mujer. El concepto era interesante y era coherente con los paradigmas de las sociedades griegas. Con el tiempo, aparecieron series más modernas que buscaban superar el test de Pitufina, trío mágico o de Bechdel (Más info sobre eso aquí), e introdujeron personajes femeninos sin máscara, pasándose por la raja el concepto original. Primero fue Lost Canvas, y luego Omega, esta última intentando dar una explicación no muy creíble de la decisión.

Es complicado, porque el universo de “Saint Seiya” tenía un rol específico asignado a las mujeres. Dicho rol se podía cuestionar, dar pie a arcos argumentales como el de Shaina, o incluso rebatir, como hace el personaje de Yuna en Omega. Pero la existencia de las saintia implica aceptar que el rol que se les había asignado a las mujeres en el Santuario era falso, y que en realidad sí se les podía considerar guerreros sin necesidad de usar máscara. Más allá de ser o no purista, se desintegra uno de los elementos identitarios del universo, que de hecho justificaba el conflicto que tenía el personaje de Shaina y que la hizo pasar de antagonista a aliado. Y podría extenderme varias páginas sobre Shun mujer y sin máscara en la nueva serie de Netflix, pero prefiero guardar esa mala uva para cuando sea la ocasión.

Si el problema fuese tan solo la máscara no sería tan grave. Pero la cosa no termina ahí, la serie vuelve a reciclar el mismo concepto que ha convertido a “Saint Seiya” en una monotonía repetitiva: Aparece un dios X (Marte, Loki, Artemisa, Cronos, Palas, usted solo proponga, podrían sacar tantas series como dioses tiene el panteón y luego seguir con otras mitologías) con un ejército de guerreros con armadura que amenaza la paz mundial y desafía a Atena. La misma lesera de siempre, que ya nos hemos mamado en películas, ovas y series. Solo que ahora en forma de intercuela.

La protagonista es Shoko, una Mary Sue en toda su expresión, que sin ningún tipo de entrenamiento previo (salvo un poco de artes marciales) ya desarrolló cosmo y que es usada para presentarnos el universo de “Saint Seiya” de forma express, pues ya no tendría sentido volver a explicarlo a los fans a estas alturas(Es en serio, en pocos segundos le resumen el argumento de la serie y ella lo acepta). Una especie de Sailor Moon mezclada con Akane Tendo, no es huérfana, va al colegio y es atacada por villanas genéricas femeninas de anime (Es en serio, las villanas servirían para cualquier anime, tienen tanto carisma como una silla), y su hermana es poseída por Eris, la diosa de la discordia, reciclando el concepto de Lost Canvas de un personaje cercano al protagonista poseído por un dios maligno.

Otro concepto reciclado es la antagonista Eris. Si “Dragonball Super” recicló a Broly de las películas, “Saintia Sho” recicló a la diosa de la discordia, manzana incluida. Y todo esto supuestamente en paralelo con los acontecimientos de “Saint Seiya”, pese a que jamás se nos mostró que Saori fuera al colegio (Los personajes de la serie tienen entre 13 a 15 años, así que supuestamente todos deberían haberlo hecho, pero cuesta imaginarse a Ikki resolviendo ecuaciones, Hyoga haciendo una maqueta del sistema solar o a Shiryu disertando frente al curso).

Lo curioso es que nos crean tan tontos como para tragarnos esto de que todo esto pasó en paralelo a la serie clásica y nunca fue mencionado. Vale, uno siempre hizo concesiones incluso de niño cuando veía “Saint Seiya”, como por ejemplo por qué chucha tenían un reloj de fuego en el Santuario dispuesto para cuando a la diosa le clavaran una flecha que tardaría 12 horas en perforar su corazón. Incluso estaría dispuesto a aceptar detalles como el hecho de que aquí Atena sabe que es una diosa, a diferencia de la serie clásica en la que su identidad es revelada por Tatsumi mucho tiempo después (Aunque para ser justos esto solo pasa en el anime, en el manga Saori sabe que es una diosa desde el principio).

¿Mi conclusión final? “Saintia Sho” es una serie sin mucha novedad, mediocre, pero no especialmente más que las otras series que ha sacado la franquicia. Imagino que está pensada no para un paladar exigente, y solo para los fanáticos de la saga que aceptarán todo lo relacionado con el producto. Lo cual tampoco es malo, si al final la cosa es pasarlo bien. También estoy consciente de que el ejercicio de encontrarle coherencia argumental a “Saint Seiya” es una causa perdida incluso con la saga original, así que no vale la pena quebrarse la cabeza y a veces es mejor simplemente desplomarse en un sofá y pasárselo bien. Parte de la experiencia de ver “Saint Seiya” implica sin lugar a dudas hacer concesiones e invocar a nuestro niño interior, y como audiencia tenemos que hacer ese pacto, o solo pasaremos rabias. Pero qué quieren qué le haga, yo no pedí nacer tan profundo y genial, no es mi culpa. A veces quisiera ser un tipo común y corriente, como ustedes que me están leyendo.

Por Felipe Tapia, el crítico con el look más atrevido

Autor: Cine

Compartir este post

4 Comentarios

  1. Estimado Felipe Tapia, unas observaciones, ya que discrepo de la opinión. No es con ánimo de ofender, es más que todo aclaratorio:
    ACLARACIONES SOBRE SAINTIA SHO:

    – Saintia Sho es un manga que sigue fielmente al manga clásico de Kurumada NO al animé de toei, por lo tanto los sucesos se dan de acuerdo al manga, si simplemente no han leído el manga clásico y ni siquiera han buscado las evidentes diferencias entre este y su adaptación televisiva pues claramente se confundirán.
    – Saori en el manga sabe desde pequeña que es Athena porque Mitsumasa Kido se lo revela antes de morir por eso en Santia Sho ella ya lo sabe aún antes de iniciar el torneo galáctico.
    – Las Saintias no utilizan máscaras pues son una orden diferente a los Santos, son las doncellas personales de Athena.
    – Shoko no es una “versión femenina de Pegaso” el que tenga una armadura muy similar y un ataque idéntico al de Seiya es netamente porque la constelación de Equuleus (Caballo menor) esta, literalmente, pegada a la de Pegaso, se podría decir que son constelaciones hermanas y ambas sufren esa constante lluvia de meteoros de donde viene la técnica de sus respectivos santos, no deben JAMÁS olvidar que para tener una comprensión mejor de la obra de kurumada es recomendable tener conocimientos básicos de mitología y astronomía pues así se entiende mejor todo, desde las armaduras, las técnicas e incluso los destinos de los personajes, así que Shoko NO es una versión femenizada de Pegaso.
    – En este animé verán a los Santos Dorados con pantalones blancos, capas blancas por encima y rojas por debajo, eso es porque aparentemente la producción decidió cruzar los diseños del manga con los del animé para no causar tanto impacto, en Sho los dorados tienen sus colores y armaduras versión manga de kurumada, entiéndase ropa completamente blanca,colores de cabellos normales y ciertas diferencias en cuanto a diseño de armaduras, así que se entiende que en este animé conservaron el ropaje blanco pero agregaron colores de cabello del animé, así el cambio para los que sólo conocen los colores del animé clásico nos les resultase tan raro.
    – La serie cultiva la línea de Saint Seiya así que conceptos como la amistad, hermandad y el amor claramente están presentes, de hecho nos extraña cuando se le compara con Sailor Moon como algo malo o despectivo pues Saint Seiya cultiva exactamente los mismos conceptos, solamente varia que las chicas de la Luna tienen mas marcadas cosas de chicas (peleas mas soft, compras, un amor mas del día a día,etc) mientras Saint Seiya tiene conceptos mas de chicos (peleas, sangre y un amor menos concreto) pero al fondo ambas series comparten fuertemente el concepto de amistad, familia y amor como pilares, solamente cambia el énfasis o la forma de mostrarlo, en Saintia Sho no verán capítulos de como van de compras o como se enamoran perdidamente, solamente son chicas dispuestas a luchar y está bastante mas marcado hacia el lado de Saint Seiya que al de Sailor Moon en cuanto a la forma de mostrar los conceptos primarios ya mencionados anteriormente, así que por un lado compararlo con Moon como algo negativo es en el fondo errado, pues con Moon comparten el ser protas femeninas y el fondo que ya dije es común a la mayoría de las series (amor,amistad,familia) pero la forma de mostrarlo lleva bastante del sello Saint Seiya.
    – Sho se desarrolla paralelo a lo que sucede en Saint Seiya, comienza antes del torneo galáctico y luego corre paralelo a los sucesos del manga original para terminar estacionándose (hasta el momento) en ese vacío entre las 12 casas y Poseidón (a estas alturas si no sabe que Asgard es relleno pues…), así que básicamente vemos que sucedía tras bambalinas mientras los de bronce recorrían su camino desde el torneo galáctico hasta las 12 casas.
    – Los Santos de Oro si aparecen en esta historia, si bien al inicio sus apariciones son esporádicas van tomando fuerza cada vez que el manga avanza hasta llegar a enfrentamientos muy interesantes, de hecho este manga los utiliza bastante bien y para todos aquellos que siempre han sentido que los dorados han sido poco aprovechados pues aquí los vemos en acción de forma bastante espectacular y dejándolos muy bien parados como tipos realmente poderosos que tienen un nivel muy superior a cualquier otro personaje.
    – La rival a vencer es ERIS, sí la misma diosa que ya apareció en una de las películas de Saint Seiya, pero como saben las películas NO son canon, hay que tomarlas como realidades paralelas así que esta ERIS no es exactamente esa ERIS del OVA sino una encarnación totalmente nueva, básicamente en el mundo de este manga y del manga original de Saint Seiya ninguno de los OVAS sucedió.
    – Como ya señalé anteriormente los santos de bronce originales también aparecen pero sus apariciones si que son reducidas pues por algo está el manga clásico para centrarse en ellos, no pasan de algunas escenas y alguna conversación corta.

    Yo le daría la oportunidad a la adaptación, pues el guión del manga si es supervisado por Masami Kurumada. ✌

    Pd: el manga es muy bueno.

    Comentar
    • Estimada Angie. Respecto a tu comentario, el que agradezco mucho pese a que opinamos distintos, debo decir:
      1- Aclaré que estaba consciente de las diferencias entre manga y anime sobre si Saori sabe o no que es Atena. Aún así, no deja de ser poco probable que los eventos de Saintia Sho hayan sucedido y nunca se hayan mencionado en Saint Seiya 8Aunque acá aparezcan los santos de bornce o dorados). Mi crítica apuntaba a la verosimilitud de los acontecimientos.
      2- Lo mismo para el caso de Eris. Mi crítica, más que enfocada a si Eris es o no canon, apunta al hecho de que la fórmula para nuevas sagas de Saint Seiya es simpre la misma: agarrar un dios del panteón y asignarle un grupo de guerreros, y eso ha ido en detrimento en la renovación de la franquicia, que a mi juicio es bastante errática y se dedica a sacar historias alternativas como esta en lugar de llevar a buen puerto la original (No digo que no se puedan hacer ambas cosas, pero en este caso eso no pasa).
      3- Estoy consciente de la diferencia entre las saintia y los santos femeninos, pero eso no justifica los errores de verosimilutud en la historia. Yo esperaría que la guardia personal de Atena hubiese estado presente cuando le clavaron una flecha, cuando se arriesgó para detener el deshielo (canon o no canon) o cuando la secuestró Poseidon. Por otro lado, si el santuario tiene el discurso de que las mujeres deben usar máscara para pelear en igualdad de condiciones que los hombres, y que ser vista por uno acarrea las consecuencias que ya todos conocemos, la existencia de las saintia arruinan un poco la mitología de la historia clásica.

      Finalmente, sobre la calidad de la serie, no podría opinar, pues mi comentario fue escrito en base a la primera impresión del primer episodio. A mi gusto, todo fue presentado muy rápido, como anime genérico ( Se presenta la amenaza a combatir y las fuerzas del bien que lo combaten, y el protagonista es reclutado, esa fórmula sirve para la mayoría de las historias), en lugar de cómo fue metiéndose Seiya en el mundo de los caballeros, que partió queriendo recuperar a su hermana, participando en el torneo, y sobre la marcha fue volviéndose consciente de su rol en la historia y las responsabilidades que acarreaban ser un caballero.
      Saludos y muchas gracias por tus impresiones

      Comentar
    • Excelente explicacion y resumen, realmente me encanta cuando hacen cambios de escena con petalos de flores {no homo}.

      Comentar
  2. ¡Excelente reseña!

    Al parecer nadie se atrevía a realizar un review honesto de Saintia Sho. Al igual que la serie clásica y los spin off restantes, es complicado “armar” a Saint Seiya. Me da mucho gusto que haya llegado a su final, porque no me agradaría que la franquicia siga y siga, perdiendo rumbo. No me sorprende, Saintia Sho también contiene grandes dósis de fan-service. Desde los excesos de poder, hasta Saga de Géminis, siendo Ares. Está claramente que Saga es muy poderoso, pero al parecer, nunca fue suficiente. Él necesitó “apoyo” de Eris para luchar con Aioria, y a la final, fue derrotado por éste; otra véz, Saga muere.

    No es relevante si el manga de Saintia Sho es más competente; la mayoría, estámos, estabamos y estarémos viendo el ánime, no leyendo el manga. Eso sin mencionar que la animación es bastante mediocre, si es así, mejor que no agreguen más expansión a la franquicia. Este anime está muy prostituido. -Dejé mi fanatismo a un lado-

    En fin, nuevamente, excelente reseña.

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *