Rick And Morty: Una desmadrada parodia de “Volver al Futuro” ¡Los monitos infantiles quedaron en el pasado!

Tú. Sí, tú, el que lee esto. A ti te hablo. Si viste “Los Simpsons” en Canal 13 antes de “Video Loco”, es porque ya estás viejo. Si ibas a la casa de tu amigo cuico a partirte de la risa con “Beavis and Butthead” en MTV (Porque antes el cable era para los que tenían lucas) ve inmediatamente a hacerte el examen a la próstata. Porque estás viejo, muy viejo. En esa época, los monos animados para adultos eran contados con los dedos de una mano. Ahora, la “oferta” (Detesto esa palabra por el subtexto empresarial que encierra) ha crecido enormemente, al grado de que es imposible conocer todas las propuestas. Y deja de mirarme como si no supieras de qué te estoy hablando, no te hagas el lolito conmigo. Córtala.

Y dijo Felipe Tapia a sus discípulos: “Desconfiad de todo aquel que piense que los dibujos animados son para niños, porque esas personas son solo superficie. Solo reparan en la forma y no en el fondo. Según su lógica, “Lazy Town” y “Cachureos” son más adultos que “South Park” y “La Tumba de las Luciérnagas” porque estos últimos son monitos. Para estos individuos el contenido no es importante, solo la apariencia” (Felipe, 3:16).

Hace un par de décadas monitos era sinónimo de simpleza, de puerilidad, de infantil. Cuando fue emitido por primera vez en canal 7 “Ren y Stimpy” pasaron por alto el contenido grotesco y ofensivo, porque para la lectura superficial de un adulto, eran unos monos sobre un perro y un gato ¿Cómo van a ser para adultos? Pero ha corrido agua bajo el puente y me enorgullece decir que estos obsoletos paradigmas han sido derribados. A “Los Simpsons” le siguieron “Futurama”, “South Park”, “Daria”, “Celebrity Deathmatch”, “Harvey Birdman”, “Family Guy”, “La Casa de los Dibujos”, “Ugly Americans”, y una de las series que me he propuesto reseñar hoy a propósito de la fecha memorable de “Volver al Futuro: Parte 2”: “Rick and Morty”.

Por si no lo has notado, Rick es una parodia de Doc, y Morty de Marty. La serie animada producida por el bloque “Adult Swim” (Que ha parido más de una joyita) narra las aventuras de Morty y su familia, y del abuelo Rick, alcohólico, amargado y sin pelos en la lengua para decir que desprecia a su nieto. A pesar de todo Rick es un brillante científico capaz de viajar por el tiempo, el espacio y las dimensiones, pero la mayoría de las veces lo hace para sus mezquinos propósitos.

El concepto nació de un corto creado por Justin Roiland llamado “Doc and Mharti”, y dado su éxito Adult Swim le pidió a Roiland que realizara una serie con mejores diseños pero basados en la misma premisa. El corto en cuestión era este:

La serie no solo parodia “Volver al Futuro”. Una intro que recuerda a la de “Doctor Who” y unos escenarios y personajes que son calcados a “Futurama” dan cuenta de que estamos ante una genial parodia de género. Y al mismo tiempo, nos permite darnos cuenta de cómo nuestra sociedad es cada vez menos ingenua, y más inmune a lo explícito. Sí, “Los Simpsons” y “Family Guy” eran ácidos, críticos y tenían personajes políticamente incorrectos, pero al final había un mensaje, y pese a todas las idioteces que hacen Bart y Homero, en el fondo sabes que son unas buenas personas. Incluso en “South Park” hay cierta intención de recordarnos los valores importantes que nos separan de los animales. Pero hemos llegado al año 2015 y los códigos culturales son cada vez más irrespetuosos y degenerados. Por mucho que encuentres no hallarás una sola virtud en los personajes de esta serie, que ha estrenado exitosamente su segunda temporada.

¿Qué nos pasó? ¿En qué equivocamos el camino? ¿Será posible que el año 2030 exista una serie tan desquiciada y psicopática que haga ver a “Rick and Morty” como ingenua y blandengue, de la misma manera en que ahora miramos hacia el pasado y de pronto “Los Simpsons” nos parece suavecita? Creo que de la misma forma en que “Volver al Futuro” fue incapaz de predecir cómo sería el mundo en el año 2015, para nosotros también es imposible hace conjeturas al respecto. Ojalá Cthulhu nos pille confesados para entonces.

Hasta ese día, les dejamos el episodio en el que Rick y Morty matan a los Simpsons:

Por Felipe Tapia, que no es el mejor crítico, pero es lo mejorcito que hemos podido conseguir hasta la fecha.

Autor:

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *