Reseña: “Destrucción”

Este año que termina ha sido espectacular para el mundo del cine, con dramas, películas de acción y comedias tan bien escritas y dirigidas que es difícil quejarse sobre el mundo audiovisual, pero se puede argumentar que no hemos tenido muchas películas del género policial que tengan un contexto realista. Por lo tanto, Destroyer destaca por sobre las demás.

El filme está protagonizado por Nicole Kidman, nominada al Globo de Oro por su actuación en esta historia, quien encarna como Erin Bell, una policía que tiene su vida fuera de control: es alcohólica, está divorciada y su hija, una menor de edad, sale con una persona de veinticuatro años. La razón de todo es un caso en el que ella trabajó hace años, y que se relaciona otro en el cual debe ocuparse ahora.

La película desarrolla varios temas, pero al que más se apega es que hay cosas que están fuera de nuestro control y que no podemos manejar todo como queremos. Se ve de forma constante a Erin tratando de tener autoridad sobre cada aspecto de su vida, pero esto siempre sale mal y produce que aleje aún más a las personas importantes de su vida. Las razones por la que es tan obsesiva se ven exploradas en el filme, por lo tanto no serán nombradas aquí, pero es importante que la audiencia reflexione sobre estos aspectos. Cabe destacar que la película tiene dos tiempos, el pasado y el presente, y actores de ambos lados hacen un excelente trabajo.

Toda escena y casi cada plano en la película tienen una larga duración, una escena de conversación entre dos personas puede llegar a durar diez minutos, lo cual le da un toque realista. Además, cada situación es tensa y junto con la duración de cada secuencia, se logra un efecto que permite que el espectador experimente una sensación de incomodidad, la cual es reforzada por el excelente trabajo de sonido. Todo en pantalla suena muy fuerte, lo cual añade intimidación a cada segundo.

Es una excelente película, con un giro que podría dejar a algunos espectadores con mal sabor de boca,  ya que no se dan pistas sobre este, pero la actuación de Nicole Kidman y el resto del casting hacen valer cada segundo y centavo.

 

Por Pedro Ascui

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *