Para cumplir con la cuota: 8 Héroes y villanos que cambiaron de etnia en el cine

¿Por qué se cambia de raza o etnia un personaje en una adaptación? Puede ser por diversidad, porque se quiere contar con un actor popular, para tener un actor de calidad o simplemente por capricho del guionista. Lo cierto es que algunos cambios encajan con la trama y otros constituyen inconsistencias narrativas, como en “Thor” o “Los Cuatro Fantásticos”. En otros como “Batman” importa un carajo.

Mucha gente se queja de que Hollywood es poco inclusivo, y que el cine está regido por actores blancos. No sabemos si hay una discriminación o filtro racista, o si efectivamente menos actores de color buscan suerte en Hollywood. Revisemos ocho casos del cine de superhéroes y comic en que se cambió de raza a un personaje:

 


Kingpin (“Daredevil”): Esto claramente fue una maniobra distractora para que los ñoños pasaran por alto las múltiples deficiencias de la adaptación, enfocando su enojo en el cambio de raza de este personaje.

 


Heimdall (“Thor”): Este es quizá el cambio más raro de todos, ya que estamos frente a un panteón de dioses nórdicos. ¿Cumplir con la cuota puede ser forzado?

 


Nick Fury (“Avengers”): En realidad esto viene de la línea Ultimate de los comics, en la que Nick Fury renegó de sus rasgos caucásicos.

 


Mordo (“Doctor Strange”): La que se va armar cuando se sepa que le dieron el papel de malo al negro, digo yo…

 


Harvey Dent (“Batman”): Aunque no alcanzó a transformarse en Dos Caras, Billy Dee Williams, alias Lando Carlissian, fue el fiscal de distrito en 1989.

 


Antorcha Humana (“Fantastic Four”): Acá no solo se cambió de etnia, sino que además hubo que crear toda una subtrama para hacer coherente que dos hermanos no fueran de la misma raza, lo que incluía una adopción inexplicable, y otras cosas que hicieron aún más horripilante la película.

 


Deadshot (“Suicide Squad”): Probablemente la película debía tener superestrellas, y es por eso que el personaje fue interpretado por Will Smith. Ni él ni toda la banda sonora salvaron a la película de la implacable crítica.

Electro “Amazing Spiderman 2”: La película era bastante malita y el propósito del villano era, en este caso, vengarse de los que no recordaron su cumpleaños. Así que supongo que le hicieron un flaco favor a la igualdad racial.

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *