“No son 30 pesos, son 30 años”: Jaime Coloma se refiere a la crisis nacional y a las demandas de la industria cultural

Porque la contingencia nacional nos ha afectado a todos, desde Cinetvymasdecidimos plantear lo que está pasando en nuestro país desde otra perspectiva. Es por esto que, en exclusiva, entrevistamos al destacado periodista Jaime Coloma, quien desde una visión crítica nos habló de la crisis nacional y también, de los problemas que vive el mundo audiovisual y cultural, con sus respectivas demandas.

P: ¿Qué opinas de esta crisis?¿Por qué crees que se desencadenó?

R: Yo creo que es un proceso. Creo que las crisis cuando explotan responden a procesos que muchas veces no se visualizan tan claramente, pero que están y finalmente, hay un elemento que gatilla esa crisis, en cualquier ámbito, personal o social. Desde ese punto de vista, creo que efectivamente la consigna mayoritaria es “no son 30 pesos, son 30 años”, es lo que da cuenta de una crisis, donde hay una sensación de que no hay posibilidad de ver el futuro. Cuando tu tienes ancianos que atentan contra su vida, porque no saben cómo enfrentar esa etapa de su existencia, te demuestra que algo está mal. Cuando tienes jóvenes que sienten que en realidad no tienen futuro, te demuestra que algo está mal. Cuando tienes personas que tienen una edad mediana, sobre 40 años y sienten que si se quedan cesantes la vida se les acaba, algo está mal. Entonces, efectivamente no son 30 pesos, son 30 años. Algo está mal en el funcionamiento, en el modelo o como quieras llamarlo y creo que esta crisis da cuenta de eso, por eso creo que es tan complejo solucionarlo, tan complejo observarlo, porque es multi-factorial. No es un solo elemento. Fue una cosa que gatilló la crisis, pero es mucho más amplia y hoy por hoy, además, insta con muchas otras instancia, como la equidad de género, el medio ambiente, miles de cosas más.

P: ¿Cómo crees que se puede solucionar?

R: Por lo pronto, no haciéndose el huevón. Creo que uno tiene que ver y atender a las peticiones, ir viendo cuáles son las más urgentes e ir dando señales de las otras cosas. En ese aspecto, creo que el mundo de las comunicaciones y de la cultura tiene mucho que decir. Una de las instituciones que han salido muy mal paradas en esto, son los canales de televisión que insisten y siguen desarrollando el mismo modelo comunicacional que existió durante tanto tiempo. Yo creo que les ha costado ver, críticamente o auto-críticamente, qué es lo que tiene que cambiar. Yo creo que ahí hay un elemento que se puede transformar o por lo menos, creo que se puede transformar desde las áreas desde las cuales yo me desempeño. Creo que el mundo de la cultura también, el mundo de la político sin duda también y el mundo empresarial, pero no desde la idea de la limosna, sino que desde la idea más consciente de querer hacer un cambio estructural importante, que se puede hacer sin duda alguna, quizás, no de manera inmediata, pero las señales se empiezan a mostrar.

P: ¿Cómo crees que podría aportar el cine o la industria a lo que estamos viviendo hoy en día?

R: Yo creo que el cine en su calidad de arte, industria y comunicación, tiene mucho que aportar. El problema es que está amarrado de manos en una sociedad donde, por ejemplo, se le quitan los aportes del estado, donde no hay una industria muy fuerte, donde cada vez que una persona quiere hacer una película tiene que de verdad desangrarse, metafórica o concretamente. Entonces, yo creo que el cine tiene mucho que aportar en cuanto a discurso, en cuanto a muestra de realidades, en cuanto a generador de industria, en cuanto a entregar trabajo, todo eso, pero aquí hay una voluntad política donde la cultura efectivamente se ve mermada, o sea, desde la cultura básica, quitando filosofía, quitando historia, quitando incluso educación física, que uno diría “bueno, pero el deporte no es lo mismo”, no sí, un cuerpo sano también establece una capacidad estructural sana, está este dicho de “mente sana, cuerpo sano”, digamos. Desde ese punto de vista, creo que el cine tiene mucho que hacer, en tanto lo dejen hacer y la cultura tiene mucho que hacer en tanto la dejen hacer, y ahí hay un tema de voluntades que es importante también sopesar y observar.

P: Crees que el hecho de que Banco Estado ya no financie más películas ¿perjudica más en ese aspecto?

Por supuesto, o sea, incluso con el financiamiento de Banco Estado era difícil hacer cine, imagínate ahora sin el financiamiento. No quiero sonar conspirativo, pero yo creo que hay una cierta intencionalidad por transformarnos en una sociedad cada vez más inculta y con menos juicio crítico y desde ese punto de vista, algo hay que estar observando.

P:¿Cuáles crees que son, hoy en día, las demandas de la industria audiovisual o cultural en sí?

R: Por lo pronto, que las dejen existir. Que las dejen existir en los medios de comunicación, que las dejen existir en la sociedad, o sea, la cultura se establece desde una perspectiva lítica. Los medios de comunicación la muestran como que fuera latera, no les dan cabida para masificar la y finalmente, a todos los agentes culturales y agentes de cambio en el ámbito de la cultura, siempre se les va restringiendo. Se les dice que son fomes, o sea, hay una construcción de relato que también perjudica finalmente, que establece esta idea que solo entretiene el espectáculo ¿no? el espectáculo frívolo, no el espectáculo con más contenido. Cuando se puede hacer espectáculo frívolo y con contenido también digamos, pueden existir, pueden convivir, pero no conviven, es como una sola observación del espectáculo, nada más.

P:¿Cómo crees que se podría solucionar, tal vez, el tema de las pensiones de los cineastas y de la gente que trabaja en ese mundo?

R: Yo creo que ahí hay un tema bien importante, detrás del trabajo y detrás de establecer un estado con mayor poder y más garante, y eso implica un cambio constitucional potente. Yo creo que aquí nosotros nos enfrentamos a un cambio estructural bien importante y eso hay que entenderlo así. Ahora, no sé si existe la voluntad de hacer este cambio, pero yo creo que pasa por ahí. No puede ser que la cultura sea tan mermada y tan perjudicada, incluso en relación a lo que tú estás mencionando, el tema de las pensiones. Para la gente que se desarrolla en el ámbito del cine, en el ámbito del teatro es lamentable. Incluso, en el ámbito de las comunicaciones, salvo en algunas excepciones que puede que ganen mucho dinero. En general, yo te diría que en los medios de comunicación tradicionales y no tradicionales, la gente trabaja por sueldos bastantes miserables, en general.

Entrevista realizada por Francesca Massone

Sígueme en insta como @France_Massone

Author: Cine

Share This Post On

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *