La maldición de Superman

Cuesta creer que Superman, una de las franquicias más exitosas y millonarias que ha entregado la industria cinematográfica a lo largo de los años esté irremediablemente relacionada a un manto de superstición oscura y maligna. La llamada “Maldición de Superman” es una sucesión de trágicos eventos que han sufrido tanto sus protagonistas como colaboradores (actores secundarios y técnicos), en películas y series de televisión relacionadas con el Hombre de acero.

He aquí una lista de actores y staff que sufrieron en carne propia esta maldición.

George Reeves puede ser considerada la primera víctima de la ‘maldición de Superman’. Protagonizó ‘Las aventuras de Superman’ entre los años 1951 y 1957, en una época sensible post guerra mundial. Fue un éxito de televisión en todos los aspectos y, de paso, Reeves se transformó en el rostro indiscutido del personaje. En 1959, dos años después de que la serie había llegado a su fin, Reeves, durante una fiesta que ofrecía en su hogar muere de un disparo en la cabeza. Si bien las investigaciones demuestran que cometió suicidio, hay algunas teorías en paralelo que argumentan un posible homicidio. Reeves tenía 45 años.

La maldición afecta por igual a actores y parte del staff, tanto de películas como de programas de televisión. Además, se deben lamentar muertes a temprana edad, y algunas en extrañas circunstancias. Es así como en 1991 falleció Lee Quigley a la edad de 14 años, quien interpretó al bebé ‘Kal-El’ enviado al espacio en ‘Superman, la película’ de 1978. ¿La causa de muerte? Abuso en inhalación de solventes tóxicos (pegamentos y derivados).

El actor que todos reconocen como “el” Superman de todos los tiempos sin duda es Christopher Reeve (no tiene parentesco con su antecesor George). Protagonizó la franquicia más extensa y exitosa de Superman, interpretando al hombre de acero en los años 1978, 1980, 1983 y 1987. El 27 de mayo de 1995, Reeve cayó desde su caballo durante un evento ecuestre resultando con parálisis desde el cuello para abajo. Si bien los doctores dijeron que no viviría, logró torcer la mano del destino y vivió 9 años más. Durante ese periodo apoyó varias campañas acerca de lesiones de espina dorsal, y también actuó, produjo y hasta dirigió películas y series de TV. A raíz del recrudecimiento de sus lesiones falleció en el año 2004 a la edad de 52 años.

Pero el drama no terminó ahí, su esposa Dana quien fue sus pies y luz, falleció solo dos años después de Reeve debido a un cáncer de pulmón.

Otro de los actores víctima de esta maldición fue el comediante Richard Pryor, quien interpretó al villano de turno en ‘Superman III’. En 1986, tres años después de haber compartido set con Reeve, a Pryor se le diagnosticó esclerosis múltiple. Desde 1990 fue confinado a una silla de ruedas, falleciendo en el año 2005 después de años de deteriorada salud.

Marlon Brando, quien interpretó a Jor-El en ‘Superman, la película’, tampoco estuvo exento de este manto oscuro que persigue las películas del superhéroe. Si bien Brando no sufrió de ningún daño físico, sí lamentó una gran tragedia familiar: en 1990 su hijo Christian disparó y mató al novio de su hermana Cheyenne, siendo enviado a prisión por 10 años. Cheyenne, debido a la depresión que le causó este hecho y el cual nunca pudo superar, cometió suicido cinco años después en 1995. Marlon Brando de ahí en más se recluyó y vivió aislado del mundo exterior. Murió en el 2004, solo cuatro meses antes que Christopher Reeve.

Margot Kidder (Luisa Lane) tampoco se escapó de la ‘maldición de Superman’. En 1990 sufrió un violento accidente de auto en donde sufrió una parálisis temporal que la dejó sin posibilidades de actuar durante un par años. Luego de una larga recuperación y sumida en una inevitable y profunda depresión, la “guinda de la torta” ocurrió en el año 1996, cuando tuvo que ser internada en un hospital siquiátrico luego de atacar a su ex esposo convencida de que él quería asesinarla. Afortunadamente, al pasar los años logró recuperarse e incluso trabajar en algunos papeles menores, ‘Smallville’ incluido.

Finalmente, no se puede pasar por alto la historia de los creadores de ‘Superman’, quienes a juicio de muchos son los que vivieron una verdadera maldición desde la creación del personaje. Jerry Siegel y Joe Shuster vendieron los derechos del personaje a la DC (Detective Comics) al poco tiempo de crear a Superman en 1933 en U$130 dólares de la época, unos 12,5 millones de pesos chilenos de hoy. Destinaron el resto de su vida tratando de recuperar derechos legales sobre Superman, pero fue en vano; en cada circunstancia y en cada corte se fallaba a favor de la compañía. Shuster falleció en 1992 y Siegel en 1996, y ninguno pudo aprovechar las ganancias que su creación, Superman, obtuvo en el mundo entero.

También te puede interesar: Según este video, “Batman V Superman” podría ser considerada una obra de arte.

Y yo pregunto, el fracaso de la película de Tim Burton con Nicolas Cage como el hombre de acero (film que no vio la luz) ¿será debido a la maldición de Superman?

¿Y qué opina Henry Cavill (El hombre de acero (2013), Batman vs Superman (2016)) de todo esto? Sin duda que le debe interesar ya que es directamente afectado por esta situación. Pero el nuevo ‘hombre de acero’ no se complica, confesó que no cree en la maldición y que solo es producto de la mala suerte.

Personalmente, no quiero averiguar con el mismísimo Henry si la maldición se cumple o no.

¿Tienes más antecedentes de otras personas que fueron víctimas de la ‘maldición de Superman’? No olvides dejar tus comentarios!

Por: Daniel Bernal

En Twitter: @BernalusTwit

Autor: Cine

Compartir este post

1 Comentario

  1. Amigos de Cinetvymas, comparto esto con uds y la comunidad:
    A principios de la década del 60’ Superman se unió en Estados Unidos a la ola de optimismo nacional que provocó la llegada de John Kennedy al poder. Tras consultarlo con sus asesores, el carismático y joven presidente aceptó protagonizar un cómic junto al superhéroe de la capa roja y el traje azul. “La misión de Superman para el presidente Kennedy” se iba a titular el número que aparecería en abril de 1964, pero esa edición jamás salió a la calle. En noviembre de 1963 varios disparos segaron la vida de JFK en una de las calles de Dallas.

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *