“El Silbón, orígenes”: irrespeto a la leyenda

La película “El Silbón” fue estrenada en Diciembre de 2018 y luego de ver el primer tráiler me había rehusado a verla. Casi un año después, acá está la crítica!

El Silbón es el nombre de un conocido fantasma de leyendas, parte de la cultura venezolana. Tanto por mi gentilicio y por mi gusto al cine de terror me pareció de mal gusto que hayan cambiado por completo el perfecto origen de la leyenda para convertirla en un intento de terror mainstream hollywoodense. Dirigida por Gisberg Bermúdez y contando con un buen reparto; para sorpresa mía, leo que la peli salió ganadora del 19no festival de cine “Buenos Aires Rojo Sangre”.

Aplaudido y respetado el esfuerzo en el uso de efectos prácticos sin CGI (o con muy poco), tampoco se le niega la inspiración en el cine gore, el buen uso de la música y la fotografía, una trama dividida en dos arcos históricos bien enlazados; sin embargo todo se va al caño cuando alteran todo y buscan romantizar la historia de un demonio.

La película se narra a través de dos historias paralelas, donde se enlaza el supuesto origen del fantasma de el Silbón con otra trama adicional donde una bruja lo invoca para que aceche una familia. El origen narra la historia de un niño con problemas mentales, a quien su padre lo maltrata tanto física como verbalmente; en el momento cumbre se enfrentan y el joven mata a su padre en una pelea; luego el chico muere luego de ser atacado por los perros guardianes de la hacienda. Ese joven se vuelve un “fantasma justiciero” que acaba con los malhechores.

Les cuento el plot twist de leyenda real: El personaje siempre fue malo y con M mayúscula. El Silbón era un joven de clase alta, mimado y malcriado, que mató a su padre porque no le consiguió carne para cenar y muy a lo Hannibal Lecter, se lo comió. Su familia lo maldijo y luego de ser atacado por los perros guardianes de la hacienda; se convirtió en un alma en pena que acosa a los transeúntes siendo advertidos de su llegada por un particular silbido. Muy lejos de la historia de la película. ¿Acaso los directores nunca cogieron un libro de cultura o leyendas locales? Si alguien escribiera la historia de un jinete sin cabeza heroico, los norteamericanos lo boicotearían. Quizá me puse muy exigente pero hay que ser muy delicado cuando en el cine se meten o quieren cambiar las historias locales.

Fuera de eso, es una película bastante decente y bien hecha aunque a ratos caiga en lo cliché (la mecedora que se mueve sola, la niña con dibujos raros tenebrosos, los sonidos fuertes previo a las escenas de terror, etcétera). Los que no hayan visto la película, pasen a verla, ya está online en muchos sitios; generen su matriz de opinión, coméntenla me avisan!

Por Iván Izquierdo.

Author: Cine

Share This Post On

1 Comment

  1. Participando por la entrada a boda sangrienta ♥️💕 gracias a la página que siempre piensa en sus seguidores con sus concursos!!

    Post a Reply

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *