Dragon Ball Heroes: Cuando el fan service es la única justificación

La franquicia de “Dragon ball” es un poco como los Simpsons japos. Cada vez que veo algo nuevo digo “¡Dejen morir en paz a esa serie oh! ¡Dejen de violarla!” Luego de que la franquicia niegue la saga GT para sacar esa basura sobrevalorada que fue Super, aparentemente ya no quedaban villanos lo suficientemente poderosos o creíbles como para iniciar un nuevo arco argumental. Y como lo que a estas alturas lo que espera la audiencia que sigue aguantando el anime no es una buena historia, sino fan service, se optó por una nueva mini serie que en lugar de esforzarse por construir un argumento original, explota uno que ya funciona en otro medio: los videojuegos. En otras palabras, sandía calada.
No es la primera vez que “Dragon Ball” da el salto del videojuego al anime. En los 90 el juego “El Plan para exterminar a los Saiyajin” se hizo un ova, y en este nuevo milenio, se hizo un remake. Una historia sencilla, llena de acción y con un villano plano, incluso para “Dragon Ball”, lo cual ya es decir mucho. La gracia de los videojuegos es que pueden hacerse historias no canon que no interfieren con la continuidad (O en el caso de este anime, incontinuidad). Por ese motivo, puedes mezclar personajes de la franquicia que son solo chancho en cazuela, como villanos de las películas, o personajes de GT, un poco lo que se hace en los multiversos de Marvel y DC.
Lo bueno de los multiversos de los comics gringos es que puedes juntar varias versiones de un mismo personaje, cagadas argumentales como el Super Caballo o el Robot Herbie y situarlos en un universo alternativo que no interfiera con el canon ni desate la horda de fans iracundos. Y como en los videojuegos se vale todo, esta versión del anime busca satisfacer los paladares más exigentes ¡Bah, no, eso no! Busca satisfacer el deseo de fanservice y acallar la pataleta de quienes no pueden estar sin ver la serie, luego de que “Super” se haya dado un respiro que ya quisiéramos que fuese el fin definitivo.

El primer episodio de la serie es cortísimo, de menos de diez minutos, y la narrativa se asemeja bastante a los videos que aparecen en los juegos: No hay ninguna trama, ni se molestan en introducirnos a los nuevos villanos ¿Para qué? Nadie vino a ver una buena historia. Goku y Vegeta se encuentran entrenando, y de pronto aparece, sin ningún medio para desplazarse por el tiempo o el universo, Mai, un excelente personaje de los clásicos que fue brutalmente arruinado para siempre en la saga de Super, rejuveneciéndola y vinculándola forzosamente con el Trunks del futuro, a avisar que Trunks ha desaparecido. De pronto aparece Fuu, un personaje que les dice que Trunks está prisionero y deben rescatarlo. Básicamente, la trama del 88% de los videojuegos de los años 90.

Goku, Vegeta y Mai son llevados por Fuu a la Ciudadela de los Ricks, perdón, quise decir el Planeta Prisión, un lugar donde aparece otro Goku, lo que es asimilado de manera bastante rápida y fácil por los otros personajes. Después de todo ¿Quién no se ha encontrado con una versión alternativa de sí mismo? Este Goku se transforma en Super Saiyajin 4, la versión de GT, otro hecho que nadie se cuestiona, porque vamos, que te salga pelo morado en el cuerpo es algo que te enseñan en el colegio desde chico, y se trenza a golpes con el otro Goku en Super Saiyajin fase Dios con pelo azul. Un enfrentamiento que los fans esperaban ver hace tiempo. No se emocionen, la pelea dura menos que un saibaiman en manos de Yamcha.

Pero luego, la trama da un giro inesperado, cual película de Hitchcock, y Fuu se revela como el verdadero villano, quien se tomó un montón de molestias para reunir a los personajes e indicarles lo que deben hacer para salvar a Trunks. Un villano de lo más amable, vamos, mira que explicarte todo como las instrucciones de un videojuego. La cosa es que los dos Gokus deberán reunir las siete esferas del dragón (¿Cómo se les habrá ocurrido esa idea?) y enfrentar a toda clase de villanos clásicos de la serie y películas. El primero será Cooler, el hermano de Freezer. También se ve en unas pantallas a Bojack y Cold, probablemente los próximos enemigos a vencer. Cada prisionero del Planeta Prisión tiene una esfera, y los protagonistas deberán reunirlas para escapar.
No me malinterpreten. Todo el mundo ama un buen fanservice, y por lo general el argumento nunca es el caballito de batalla de esas historias (Salvo excepciones como “Doctor Who”). Pero acá no se nota el más mínimo esfuerzo por construir un argumento, ni tampoco el cariño profesado hacia los fans. Solo un producto fácil de digerir para las masas, sin el menor atisbo del encanto de la serie. Sí, sabemos que “Dragon Ball” nunca se destacó por su argumento complejo y que el foco estaba en las peleas, pero al menos tenías personajes entrañables, villanos que odiabas pese a ser más planos que una tabla, y bastante humor. Esta nueva serie es un producto sin alma sacado a la rápida, y que prueba que el capitalismo es un enemigo realmente poderoso, a quien ni Goku podría derrotar por mucho que entrene. Y es una lástima, porque “Dragonball” está llena de versiones no canon, películas y relleno, y la teoría de los multiversos podría haber sido mucho mejor aprovechada para historias alternativas, es cosa de leerse el manga “Dragon Ball Multiverse”.
“Dragon Ball Heroes” es un triste intento de sacarle jugo a una franquicia exprimida. Una olvidable historia de relleno que nadie recordará, y cuyo único probable mérito sea su honestidad, pues no se esfuerza en construir un buen argumento y ni lo intenta. Tanto así que los episodios son de corta duración y su caballito de batalla será, al parecer, reciclar personajes ya existentes. Véala sin expectativas, y solo si es de esos fans que le aplauden hasta los peos a Goku. De no ser así, ni se moleste.

 
Por Felipe Tapia, el crítico que llora cuando nadie lo está viendo

Autor: Cine

Compartir este post

1 Comentario

  1. Buenas, mira no se si sabes, pero dragon ball heros es para darle promoción al juego (del mismo nombre) por lo cual si uno quiere saber más de la historia y desarrollo del juego, tendra que jugar el juego, también por lo que se el juego tiene la historia mejor argumentada que el anime, bueno es lo que se, aun qué en lo personal me hubiera gustado que se adaptara como un anime normal el cap de 30 minitos y semanal, tembien con una trama más elaborada, pero bueno no se le puede hacer nada

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *