Del SUNDERLAND hasta que muera!

Soy hincha del Sunderland. En serio. Y no desde que vi el documental en Netflix. Soy hincha del Sunderland, para ser exacto, desde el 31 de marzo del 2012, cuando en cancha del Manchester City empató a 3 goles. El Sunderland ganaba 1-3 hasta el minuto 85. En ese instante, aparte de hacerme hincha de un equipo de región, quitado de bulla, y no de los gigantes que juegan en la Premier League, debí captar que iba a sufrir como nunca con un equipo de fútbol. En Chile me gusta el más popular y más ganador de todos, así es que disfruto y sufro con los dos extremos.

Y es en esa condición de equipo de región (algo así como un Coquimbo Unido en Chile, como para hacer un símil geográfico más menos cercano), y sabiendo que en Chile debí ser el único que se despertaba sábados o domingos a las 8:30 de la mañana para ver a los Black Cats (Gatos Negros) como se les conoce, es que me encuentro con la sorpresa mayúscula que mi equipo, el que es (era) solo mío, tiene su propia serie en Netflix.

Porque no fue una serie del Liverpool, ni del Arsenal ni del United, ni de los equipos que tienen a algún chileno en sus filas, ni del Leeds (hoy de Bielsa) ni del Nottingham Forest. No. Fue del SUNDERLAND.

El documental de ocho capítulos creado para Netflix es dirigido por Myles Judd y Jonna McIver, quienes con cámara en mano comenzaron a filmar la última etapa del club jugando en Premier League y su descenso a la Segunda División de Inglaterra conocida como “Championship”.

A juicio personal, creo que la grabación de imágenes que registrarían una brillante participación en segunda división y que sería coronada con el ascenso y retorno a la división de honor, terminó siendo un registro dramático de como el club nunca pudo levantar cabeza, tuvo tres técnicos en un año y terminó último de la Championship y relegado a la Tercera división de Inglaterra conocida como “League One”, en donde sigue jugando hasta la fecha de este artículo y documental (hoy, jugados 22 partidos de un total de 46, milita tercero en la tabla con dos partidos menos que de ganarlos puede dejarlo puntero).

El estilo de filmación es vivencial, siguiendo el día a día de un camarín optimista pero a la vez ingenuo, y en donde somos protagonistas de todos los problemas que se puedan vivir en esa interna. Desde jugadores que ganan un dineral y no quieren partir, pasando por lesiones de los jugadores más desequilibrantes, hasta la decisión del dueño de la institución de retirar todo aporte económico al club.

Tres fueron los Directores Técnicos que tuvo el club en ese año: Simon Grayson, quien tenía todo el apoyo y simpatía de la fanaticada pero que no logró buenos resultados; Robbie Stockdale, interino; y quien llegó con bombos y platillos: Chris Coleman, quien venía de clasificar a la selección de fútbol de Gales a la Eurocopa del 2016 y con quien llegó, ni más ni menos, que a semifinales del torneo.

El documental muestra estos tres DTs unidos por un prisma en común, el CEO del club Martin Bain, a quien podemos ver como un tipo identificado plenamente con el club y que sufrió con cada derrota. Como cara visible, somos testigos de cómo los hinchas las emprenden contra él, y que es liviano y hasta cobarde provocarlo.

También se exploran las otras personas que trabajan en el club, como el staff del casino, miembros administrativos (Sunderland es un equipo de mucho prestigio, que cuenta con un gran estadio -Estadio de la Luz- y con instalaciones de lujo), y algunos hinchas que sustentan el documental basándose en sus propias impresiones y experiencias, aquellos que no se pierden partidos de local o visita, o sea que el club es parte de su vida, y otros que lo siguen por TV cada fin de semana.

Es muy sufrido el Sunderland. En el año 2017 falleció Bradley Lowery, un pequeño hincha del club que padecía cáncer y que fue mundialmente conocido por su cercanía con los jugadores, sobre todo con la estrella albiroja, el delantero Jermain Defoe. El fin de semana siguiente al fallecimiento del pequeño Lowery toda la Premier League rindió un minuto de silencio al menor, aparte de portar banderas del chico y del Sunderland. “Acá no hay colores, es una cuestión de vida”, rezaban algunas pancartas.

 

Bien, al parecer me alargué un poco…, pero es que jamás pensé que podía escribirles acerca del Sunderland, menos en una página de contenido cinematográfico.

Sigo emocionado. Que bueno que me tocó a mí. Un poco de envidia eso sí que algo que era tan personal, tan mío, ahora puede verse, disfrutarse y sufrirse en la pantalla de su televisor.

Es hincha del fútbol? No? No importa. Vea el documental, está muy bien hecho, limpio, casi perfecto. Tiene grandes tomas y no aburre.

Es hincha del fútbol? Sí? Entonces véalo, usted me va a entender.

Por ©Daniel Bernal
En Twitter: @DanielBernalY

 

PD: Les dejo el compacto del partido con el que me hice hincha del Sunderland:

https://www.youtube.com/watch?v=EjSc4CM30WU

 

Ficha Técnica:
Título: Del Sunderland hasta que muera (Sunderland ‘Til I Die)
Directores: Myles Judd y Jonna McIver
País: Inglaterra
Temporadas: 1 | Capítulos: 8
Duración: 45 minutos/capítulo

 

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *