Crítica de cine: “La Morgue”

Para Tommy y Austin, realizar autopsias a cuerpos desfigurados es parte de su rutina. Estaban seguros de haber visto todo, hasta que llega a su morgue el cuerpo de una mujer, hallado en una horrenda escena de crimen en la que no encajaba de ninguna forma. Al comenzar la autopsia, se dan cuenta de que la mujer no es  una persona común y corriente y esta autopsia no será para nada igual a las demás.

Es difícil encontrar películas de terror que den miedo de verdad. Esas que te asustan porque tienen ruidos fuertes o personajes que aparecen de la nada, no valen; es un recurso facilista, y hasta apestoso, porque estás más preocupado de que no te asusten repentinamente que de lo que está pasando en la historia.

No es el caso de “La Morgue”. Dirigida por André Øvredal (“Troll Hunter”), viene a cambiar al terror estadounidense mediocre al que estamos acostumbrados. La película empieza con una escena del crimen terrorífica, que nos descoloca, y desde ese momento, nunca más respiras tranquilo, porque cada escena es tensa, en todo momento estás inseguro, sin saber bien qué pasa, igual que los protagonistas, que lidian con este cadáver misterioso lleno de misterios que, más encima, parece que estuviera vivo. Lo interesante, es que los protagonistas, que son padre e hijo, tienen su propio rollo que resolver, que se ve interrumpido con la llegada de este cadáver problemático. Es importante que exista esta parte de la trama, porque es más fácil empatizar con ellos, más allá de que hay un ente que los quiere muertos y no queremos que pierdan esa lucha.

Esta es una película muy interesante. Buena para una cita, da las perfectas excusas para abrazar y tomar la mano, porque tiene unos momentos tan tensos, que hubiera dado todo por dejar de verla y venirme a mi casa, a esconderme debajo de mi cama con todas las luces prendidas. No puedo decir que es perfecta, porque sí se cae en algunas cosas, pero en lo que es tensión, se sacó un siete.

“La Morgue” ya está en cines y les dejo el tráiler, para que se entusiasmen y la vayan a ver.

Por Gaby Potter.

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *