Crítica “Yo, Tonya”

Si hay algo que debo indicar de inmediato es que tanto el nombre de esta película como la foto portada le hacen plena justicia a lo que veremos en dos horas de largometraje.

“Yo, Tonya”, con esa imagen dura y de displicencia, resume la personalidad y el actuar de Tonya Harding, otrora patinadora en hielo norteamericana entre las décadas de 1980 y 1990 que fue campeona de su país y participó en dos Juegos Olímpicos.

En Estados Unidos, a Tonya se le recuerda por dos motivos: primero, porque fue la primera patinadora norteamericana que efectuó una compleja acrobacia llamada triple axel en una competencia internacional; y segundo, porque estuvo involucrada en un mediático escándalo en donde fue agredida su más cercana competidora, Nancy Kerrigan, y que los hechos demostrarían que el marido de Tonya esa época organizó la agresión a la patinadora: una herida en su pierna derecha que la dejó fuera del Campeonato de Estados Unidos. A causa de eso, Harding ganaría ese Campeonato Nacional.

“Yo, Tonya” es una película dirigida por Craig Gillespie, quien no había tenido éxitos hasta ahora. La película está narrada ficticiamente por sus protagonistas: Tonya Harding (Margot Robbie) y Jeff (Sebastian Stan), quienes cuentan cada uno a su manera primero la vida de ella desde pequeña hasta el famoso “incidente” que le costó la expulsión de la Asociación de Patinaje Artístico de Estados Unidos a Harding en 1994.
Los tintes de comedia de la cinta están dados por varios factores: la displicente madre de la protagonista, LaVona (interpretada magistralmente por la actriz Allison Janney quien ganó un Globo de Oro 2018 por este papel), Cuya manera de actuar llega a ser jocosa, porque resulta imposible que una madre sea de esa manera. Y como la cinta es biográfica, se hace hincapié en que ella era efectivamente así.

Otra situación es la relación del matrimonio Jeff-Tonya, que representa esos matrimonios apasionados de amor y odio extremos, con una cantidad brutal de golpes incluidos. Inevitable soltar más de una carcajada, ya que también en sus innumerables peleas, el director quiebra la cuarta pared y los actores le hablan directamente al público.

La historia está contada según los acontecimientos, situándonos desde que LaVona impone a la maestra de patinaje (Bojana Novakovic) tener en sus filas y enseñar a Harding quien, dicho sea de paso, a los 4 años era una excelente patinadora.

La cinta está filmada con tintes ochentenos para dar más realismo a la época que estamos revisando. Tiene muchos logros en la fotografía y en la música. Sin embargo, y así como la actriz Janney se roba cada minuto que aparece en pantalla, Margot Robbie igualmente tiene una gran actuación. Es impecable en su desempeño, su humor, su desplante, todo es creíble en Robbie, quien también está nominada al Oscar 2018 en categoría Mejor Actriz Principal. Janney está nominada como Mejor Actriz de Reparto, y se lo va a ganar.

Fresca, liviana, y con una tremenda tensión familiar, “Yo, Tonya” se mueve en ese mundo íntimo en que solo los protagonistas saben lo que ocurre entre las cuatro paredes, y que muchas veces dista bastante de la imagen pública que se proyecta. Y bueno, casi como si de un capítulo dos se tratara, tenemos el drama del “incidente” (Oh, sí, el incidente).

No puedo omitir el guiño periodístico. En esos años, cuando a los periodistas se los conocía como aves rapaces, después de terminar con la familia Harding aparece en televisión un bullado asesinato en el que está involucrado otro deportista, el futbolista O.J. Simpson…

Muy buena película, para disfrutar, enloquecer y emocionarse en las salas de cine. Bien por las actuaciones. Tanta historia, solo en Estados Unidos.

Por: Daniel Bernal
En Twitter: @DanielBernalY

Ficha Técnica:
Título: Yo, Tonya (I, Tonya)
Director: Craig Gillespie
País: Estados Unidos
Duración: 120 minutos
Elenco: Margot Robbie, Allison Janney, Sebastian Stan, Paul Walter Hauser, Bojana Novakovic

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *