Crítica de cine: Pantera Negra

Hace pocos días celebramos el décimo aniversario del Universo Cinematográfico Marvel (O “MCU”, sus siglas en inglés) y el próximo jueves 15 de febrero llega a nuestras pantallas “Pantera negra”, la película n° 18 de este vasto universo. Es, además, el primer súper héroe de raza negra del  MCU (no contamos a “Blade”, porque no pertenece a este universo…).

T’Challa es el príncipe de Wakanda, un país africano que tiene el metal más preciado del mundo: vibranium. Debido a la repentina muerte de su padre, el Rey, T’Challa debe pelear por el trono  y ganarse el derecho a ser “Pantera Negra”, el protector milenario de Wakanda. El problema es que hay personas de afuera que saben del vibranium y que están haciendo todo lo posible por apoderarse de él.

Tengo sentimientos encontrados con esta película: tiene muchas cosas que me gustaron mucho, pero me decepcionó un poco la forma en la que se contó la historia. Pensé que, siendo una cultura tan diferente, con personajes tan diferentes,  no tendría que ver el “nacimiento” del héroe, porque, además, ya habíamos visto que “Pantera Negra” existía desde antes, desde que reapareció el “Soldado de Invierno”. Lo cierto es que, una vez más, veremos la historia de un héroe convertirse en un héroe. Pero sí tiene algo que lo hace diferente: esta vez, está rodeado de personas competentes a su lado. Tiene a Nakia (Lupita Nyong’o), su ex novia, una fuerte guerrera con ideales de libertad. Tiene a su madre, interpretada por Angela Basset, una reina defensora de su familia, y a su hermana Shuri, experta en tecnología. Y tiene a la mejor de todas, a Okoye, interpretada por Danai Gurira, a quien los fans de “The Walking dead” conocen perfectamente. Les digo al tiro, esta película no valdría tanto la pena si ella no estuviera en la película, porque es extraordinaria… qué placer ver a esa mujer manipular armas y destruir ejércitos. No sé si Marvel lo hizo a propósito, pero rodeó a este chiquillo de mujeres que aportaban en su lucha, mujeres sin las que no hubiera logrado ni la mitad de lo que logró. En tiempos como estos, es bueno ver figuras de mujeres poderosas y por lo mismo, me parece un poco sospechoso, pero bueno… funciona. Las mujeres de Wakanda se merecen el respeto del mundo entero. T’Challa también, por entender que el mundo funciona mejor cuando hombres y mujeres luchan unidos.

Tiene todas las cosas que todos disfrutamos: peleas maravillosas y emocionantes, persecuciones en auto por las calles de Corea (del sur), Andy Serkis mostrando la cara, y no deja de estar presente la lucha por los derechos de las minorías y, si no te gustó nada de lo anterior, en el discurso final de T’Challa frente a los políticos del mundo, dice una frase tan cargada de política y realidad, que nos deja a todos con la boca abierta y pensando que “Pantera Negra” tiene mucho, mucho más qué decir.

Les dejo el trailer, para que junten más ansias:

Por Gaby Potter.

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *