Crítica de “Hombres de Negro: Internacional”

Entretenida y con toques de nuestros clásicos favoritos es la nueva cinta “Men in black: international”, dirigida por F. Gary Gray.

En esta oportunidad la película cuenta la historia de la agente M (Tessa Thompson), una joven muy interesada en el espacio que termina descubriendo la empresa Men in black. Es tanta su astucia que termina convenciendo a los superiores de la agencia de que está capacitada para el puesto, por lo que deciden darle una oportunidad dejándola a prueba. Tras comenzar sus labores, descubre al agente H (Chris Hemsworth), quien es considerado un héroe en el lugar, por lo que hace lo posible por demostrarle que deberían trabajar juntos.

Ya en sus primeras misiones como dúo, uno de los marcianos a su cargo es atacado misteriosamente, por lo que la agente M desarrolla la teoría de que hay alguien un infiltrado en la misma empresa.

Para mí como para muchos, el regreso de hombres de negro en un principio era una idea que no me convencía. Sin embargo, esta entrega a pesar de haber prometido menos que “Las Cazafantasmas”, que era una situación similar en cuanto a retomar un clásico, logró de alguna manera llegarle a los talones a la entrega original, lo que ya vimos con el ejemplo que no es para nada fácil.

“Men in black international” tiene totalmente el toque de comedia y acción que tanto como fan, y obviamente como crítica, esperaba ver. Si bien, para mí hombres de negro sin Will Smith no es lo mismo, esta entrega por un lado respeta la esencia que caracteriza a esta ya serie cinematográfica y además, le da un toque nuevo considerando las nuevas generaciones.

Debo decir que lo que más destaca en la apuesta es su entretenido guión, adecuado a nuestros tiempos con chistes y referencias que sacarán más de una carcajada. Sin embargo, me molestó el exceso de chistes sobre “el estúpido y sensual Thor” (ni siquiera lo puedo decir de otra manera), eso ya estaba inventado y si lo hubiera querido ver veo de nuevo una película que fue considerada por muchos un desastre, las Cazafantasmas. También, encuentro que una broma en torno a “ahora somos hombres y mujeres”, bastaba. En cuanto al resto de los chistes, creo que fueron bastante controlados y precisos, llegando a cualquier persona sin ofender.

Desde el lado de la dirección no tengo ninguna queja, me encantó el uso de cámara subjetiva, los planos, todo en cuanto a la dirección fue muy bien jugado, justificado y hasta entretenido. Fue totalmente un aporte a la narración de lo que se estaba mostrando, porque debemos recordar que el cómo se muestra algo en una película, es sumamente importante.

Hay algo que debo confesar me desilusionó un poco y fue que no se mostraron tantos tipos de extraterrestres como en otras entregas, pero más extrañé las típicas bromas de unos personajes clásicos de MIB, que siempre bromeaban y reían mucho. Estos solo tienen una breve aparición en la película (si es fanático de las entregas sabrá inmediatamente la referencia).

Creo que uno de los pequeños errores que cometieron en la cinta fue la selección de actores, ya que por culpa de esta se sabe inmediatamente quien es el antagonista. Este punto será obvio solo para aquellos que han visto muchas películas y conocen la trayectoria de los actores.

Si hay algo que me encantó de esta nueva entrega fue la destacada actuación de Tessa. Ella se roba totalmente la película, porque le es natural un personaje que es totalmente característico de hombres de negro, es muy expresiva, logra transmitir todo de manera clara, por lo que me dejó bastante conforme. Sin embargo, su compañero no, ya que siempre que lo veo en cualquier filme que no sea Thor, su actuación corporal y facial no me convence, es como si solo supiera poner tres caras: Serio, sonrisa, shock. También, creo que le hizo mal cargar tanto el martillo, porque ni un combo sabe pegar. Por eso, lamentablemente, me resulta como el meme “no soy el tipo del martillo, dijo el Thor”.

Hombres de negro: internacional, es la muestra de que el tomar un clásico y continuarlo para las nuevas generaciones es posible, siempre y cuando se valore la esencia de lo ya conocido, y se aprovechen los grandes recursos que hoy en día tenemos para realizar cine.

Por Francesca Massone C.

Sígueme en @France_massone

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *