Crítica de cine: “Toy Story 4”

Sin lugar a dudas Pixar es garantía de calidad. Si bien no todas sus películas son obras maestras, del mismo modo, no es posible encontrar ninguna cinta de esta productora que se pueda calificar como “una mala película”.

Así es como ahora llega a los cines la cuarta parte de “Toy Story”, cinta un poco sorpresiva, ya que todos pensábamos que la tercera había sido un buen cierre para esta saga, pero esta nueva entrega no solo cumple con las expectativas, sino que las supera con creces, derribando el mito de que las cuartas partes son un relleno con meros fines comerciales.

Woody y sus amigos ahora viven en casa de Bonnie, una pequeña niña que está por entrar al kínder. A diferencia de lo que pasaba en casa de Andy, el vaquero ya no es el juguete favorito, pero él siempre estará pendiente de hacer feliz a “su niña”.

En el primer día de kínder de Bonnie, ella hace un juguete con restos, usando como base un tenedor. Así, este nuevo juguete se llamará Forky, y como en este mundo los juguetes están vivos, Forky también cobrará vida y se convertirá en el favorito de Bonnie. El problema es que el nuevo juguete se ve a sí mismo como basura, y hará todo lo posible por irse al tarro, mientras Woody y sus amigos tendrán que salvarlo una y otra vez. Y es en esta travesía que Woody se encontrará con un antiguo amor y nuevas aventuras.

“Toy story 4” no solo cumple con las expectativas porque mantiene toda la magia de sus predecesoras, sino que además representa una clara madurez en sus personajes, principalmente en su protagonista; Woody vivirá importantes cambios y tendrá que tomar muchas decisiones difíciles. Mientras esto sucede, la cinta agrega varios personajes nuevos, como Duke Caboom, Ducky y Bunny, que le pondrán mucho más humor a esta cinta que las anteriores. Así, esta cuarta parte no es solo la más emotiva, sino que también la más graciosa, llevándonos por un tobogán de emociones de principio a fin.

“Toy Story 4” es un nuevo logro para Pixar y un hermoso cierre para esta gran saga. Una experiencia para compartir entre padres (aquellos que eran niños cuando salió “Toy Story”) y sus hijos. ¿Qué mejor?

Por Juan Carlos Berner.

Sígueme en @jcbernerl

Autor: Cine

Compartir este post

1 Comentario

  1. Excelente crítica de “Toy Story 4”, con lo presentado me dan más ganas de las que ya tenía, de ir a ver está gran película. Me agrada mucho Forky, y pensando el motivo, es porque me recuerda mi infancia, en la que cualquier objeto ó “basura”, los materiales más insólitos y simples, se podían conventir en un espectacular juguete.

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *