Crítica de cine: “Terremoto, la falla de San Andrés”

Las cintas acerca de desastres naturales atraen, llaman la atención, lo que se demuestra con la cantidad de público que asiste a las salas a ver este tipo de películas, y estoy seguro que esta oportunidad no será la excepción.

La secuencia inicial del film ya nos indica cómo se viene la mano en cuanto a efectos especiales. Una escena de un accidente filmado de forma increíble con cámaras en distintos ángulos lo que mezclado con el potente sonido y lo vertiginoso de la acción nos deja de manifiesto que serán entretenidos 120 minutos de película.

Ray (La Roca, me refiero al actor), es el jefe de una unidad de rescate en el estado de California. Convengamos que es un hombre que cumple con todos los requisitos del arquetipo norteamericano para poder contar una historia de tiroteos o de desastres naturales: es el mejor de su unidad, está separado, tiene una hija preciosa, se acaba de enterar que su ex esposa se mudará con su nuevo novio y él solo piensa en trabajar. Por otra parte, Lawrence (Paul Giamatti) es un profesor y científico que busca predecir los terremotos con el fin de prevenir sus consecuencias. La paradoja de la historia, es que logran predecir justamente lo que inevitablemente está por acontecer, un terremoto en Los Angeles que ocurrirá en minutos, y otro en San Francisco, con solo minutos de diferencia. Ambas ciudades se levantan sobre la denominada “Falla de San Andrés”.

De esta forma, la costa Oeste de Estados Unidos se ve sacudida por fuertes movimientos telúricos y sus consiguientes maremotos, lo que provoca que las ciudades literalmente desaparecen de la faz de la Tierra; los edificios colapsan y caen, incendios se provocan por todas partes, la falla provoca grietas que dividen al país en dos, el mar arrasa con lo que ya son ruinas, es un Apocalipsis de ruinas sobre ruinas que pareciera no tener fin. Y por supuesto ahí está nuestro Ray, utilizando un helicóptero, una avioneta, autos, un barco y una balsa, usando su ingenio, fuerza física y sobre todo sus habilidades, pero no para salvar a la humanidad, no se confunda, sino para salvar a su hija que se encuentra en el medio del desastre.

Ahora bien, ¿Vale la pena ir a ver esta película?

“San Andreas”, su título en inglés, es una película que no se guarda nada, derrocha efectos especiales impresionantes y sorprendentes, de esos que a uno le hacen olvidar que lo que ve no está ocurriendo. Toda la carne a la parrilla. Y a diferencia de “Impacto profundo”, ese gran bodrio que a mi parecer recién se pone buena en los últimos 15 minutos de película justamente cuando el planeta comienza a desaparecer, “Terremoto” nos regala dos horas de acción, con baches notorios y definitivamente malos, pero generoso en acción y con el objetivo más que logrado de mantener al espectador pendiente toda la película.

El gran problema de este filme es que es lo más yanqui que podemos presenciar desde “El día de la independencia” (1996) y “Armageddon” (1998). Posee absolutamente todos los elementos clichés para este tipo de película hollywoodense: ya mencioné las características de Ray, algo así como un Bryan Mills (Liam Neeson) en “Búsqueda implacable” (2008) cambiando las balas por terremotos; los abuelitos abrazándose cuando no hay nada más que hacer (“Titanic”, “Impacto profundo”); la bandera norteamericana aparece 149.754 veces en pantalla (la escena final es de antología); unos diálogos no malos sino preocupantes; obviamente se revela el drama que se cierne sobre el roto matrimonio (le pido que adivine si se quedan juntos), y muchas otras situaciones que mientras se van desarrollando lo retan a uno a jugar al “adivine la película” en que haya aparecido.

Dwayne “La Roca” Johnson  no es idóneo para el papel. De hecho, una situación que debía dar la sensación de lástima y pena, la verdad es que provoca sonreír debido a la mala interpretación del expeleador de lucha libre (otro cliché: mientras están todos corriendo y ellos deben ir a por su hija, se da tiempo para reflexionar).

Su director Brad Peyton, si bien no es novato dirigiendo películas para pantalla grande, tiene su fuerte en la TV, aunque en estos momentos se está dedicando de lleno al cine. El guionista es Carlton Cuse, un mexicano que efectivamente está debutando en cine, y que tiene como gran acierto haber escrito 34 episodios de la aclamada serie “Lost” entre los años 2005 y 2010. A ambos les aplaudo la osadía de invertir buenos millones de dólares en entregarnos tantos efectos especiales de excelente factura a lo largo de toda la película. A ambos les critico, también, hacer una película para público norteamericano que efectivamente sí va a aplaudir todo ese cliché que es abusivo y cansador.

Algunas curiosidades (alerta de mini spoilers): La cantante Kylie Minogue tiene su aparición, para grata sorpresa de muchos. Alexandra Daddario sobresale en el elenco, créanme. Y como buena película de terremotos se hace especial mención a Chile por tener el record del movimiento sísmico más devastador de todos: Valdivia 1960 de magnitud 9,5 en la escala de Richter, pero que nuestros amigos del norte no se tardan en arrebatar con un movimiento de 9,6 Richter. Algo así como nos pasó con el 11 de septiembre, pero esto es ficción.

Esta película es recomendable para los que aman los efectos especiales, los que aman los filmes de desastres en que el mundo prácticamente se acaba, pero por sobretodo a los #USALovers que hipotecarían su alma por vivir en Estados Unidos. Bien patriotas.

Por Daniel Bernal

En Twitter: @BernalusTwit

 (Y no olvides que estamos regalando espectaculares premios originales de la película)

Ficha técnica de la película

Director: Brad Peyton

País: Estados Unidos

Duración: 114 minutos

Elenco: Dwayne Johnson, Alexandra Daddario, Paul Giamatti, Carla Gugino, Ioan Gruffudd

 

Autor:

Compartir este post

5 Comentarios

  1. se decia q era buena… la vi y le falto muchisimo veanla 20 veces. le faltan efectos, que lugares de derrumbe como es posible que aguante mucho un edificio, que se hizo si antes, ni gatos hidraulicos habia. perdon pero le hico falta mas mucho mas

    Comentar
  2. Pensé que era la única que había salido con esa sensación después de ver la película: el hastio del extremo nacionalismo yanqui. Solo fue un canto al orgullo patrio el filme . No aporta nada nuevo y pido que me devuelvan la plata de la entrada XD

    Comentar
  3. Está crítica me gustó mucho y en ese momento compré las entradas para ir con mi señora fué de todo nuestro gusto este espectacular película.

    Comentar
  4. Todo depende de los gustos de las personas. es bueno leer críticas para guiarse un poco y super bien me parece, pero por lo menos para mis gustos fue buena, la disfruté, me sacó risas, me dio pena en alunas escenas, o sea, logró el objetivo de provocar sentimientos, por lo menos. Los actores igual me gustaron, tal vez la mirada profesional tiene su objetivo, sus técnicas, pero para mi estuvo bien. Consideré que no fue para nada un gasto de plata ir al cine a verla, me entretuvo bastante. Buena crítica, por cierto.

    Comentar
  5. Con Terremoto: La falla de San Andrés dejen de lado la complejidad. Todo es muy directo, simple pero entretenido. Resaltemos los efectos especiales, su buen ritmo de trama y sobre todo a su protagonista Dwayne Johnson. ¡Músculos, poder, heroísmo, y (la parte favorita de las chicas) su encanto. Una buena opción para un día de ocio y ganas de acción, quizá la olvidemos rápido, pero el momento de palomitas y refresco quién nos lo quita

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *