Crítica de cine: “Raw” (Voraz)

“Raw” es una película francesa que se estrenó este año 2017. Dirigida por Julia Ducournau, siendo ésta su opera prima, vino precedida de un potente marketing, por lo que las expectativas eran altísimas. Se afirmaba por la prensa que personas habían vomitado en las salas de cine por la crudeza de sus imágenes. Pero no se preocupe, claramente fue solo marketing.

El filme trata de la adolescente Justine y su entrada a la Universidad. Vegetariana fanática y la menor de dos hermanas, se nota una chica de bien, obediente y buenos modales, sin experiencias amorosas. En la Universidad también estudia su hermana, por lo que su pasar en la carrera de Veterinaria, en el papel, debería ser más fácil, pero no.

Es después de una desagradable “ceremonia de bienvenida” que se hace a los nuevos estudiantes, que Justine inexplicablemente comenzará con deseos de comer carne, de preferencia cruda. Esto va acompañado de una reacción corporal que la obliga a consultar a un médico de la universidad.

¿Por qué este repentino deseo de comer carne? Si sumamos que su hermana mayor se entera de la situación que experimenta Justine, no es descabellado pensar que su mundo se desmorona, pero ¿será tan así? ¿Llegará Justine incluso a practicar canibalismo?

La película en sí es un filme “femenino”. Las situaciones más cotidianas se nota que están contadas por una mujer. Siendo la primera película de Julia Ducournau, pasa la prueba. Dirige con calma y no se detiene en tanto detalle. Si bien la fotografía no destaca, la historia y por ende la edición está muy bien ejecutada. No sobresalen las actuaciones, sino que el todo es mayor que la suma de sus partes. Casi no hay personajes masculinos en el filme, por lo que “Raw” se mueve entre figuras femeninas y en el peso de la trama, que si hubiese sido interpretado por un personaje masculino claramente no sería lo mismo.

“Raw” en esencia repite el cliché de la protagonista sensible y frágil que dada una circunstancia puntual se empodera de ella misma y se vuelve más atrevida y agresiva, visto en innumerables películas del género.

En resumen, es una película que nos mantiene atentos para saber lo que ocurrirá al final, pero que no tiene mayores sorpresas. Tampoco es tan sanguinolenta que no se pueda ver o que produzca la más mínima arcada, de hecho decepciona un tanto por un tema de expectativas no cumplidas.

El filme no se estrenó en salas chilenas y llegó directamente a Netflix.

Por Daniel Bernal

En Twitter: solobernal_

Autor: Cine

Compartir este post

1 Comentario

  1. La crítica en sí es un comentario ‘masculino’ se nota demasiado que esto lo escribió un machito y el que vea que las protagonistas sean mujeres como algo que destacar denota su sexismo imbricado, seguramente no hace lo mismo con filmes con protagonistas masculinos.

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *