Crítica de cine: “Misión imposible: Nación secreta”

El agente Ethan Hunt (Tom Cruise) está de vuelta, en la que es la quinta película de la exitosa saga “Misión imposible”. En su equipo están también Benji, personaje interpretado por el comediante Simon Pegg, que cada vez ha cobrado mayor protagonismo y William Brandt, a cargo del actor Jeremy Renner, quien aparece por primera vez en la cinta anterior.

La película comienza con el director de la CIA (Alec Baldwin) pidiéndole al Senado que elimine la Fuerza Misión Imposible, debido a que son una agencia cuyos protocolos de seguridad y funcionamiento son demasiado incontrolables, azarosos incluso. Mientras, el agente Hunt es atrapado por una fuerza criminal llamada El Sindicato, que es tan organizada y poderosa como la FMI. Durante su captura, Hunt conoce a Ilsa, una intrigante mujer de la cual no sabe si puede fiarse.

Para esta nueva película, Tom Cruise contrató a un director con mucho menos trayectoria y reconocimiento que para las anteriores cintas de “Misión imposible” (todas dirigidas por laureados cineastas). Esta vez el hombre tras la cámara es Christopher McQuarrie, quien en cambio tiene larga experiencia como guionista y ha dirigido anteriormente a  Cruise (en “Jack Reacher”), por lo cual se deduce que hay una buena relación entre ellos y esto traspasa la pantalla. Se siente a Tom Cruise muy relajado en el papel, aunque eso tal vez es porque ya lo ha hecho muchas veces; él es Ethan Hunt.

Donde sí la mano del director se nota especialmente, es en las secuencias de persecuciones, ya que la cámara se ubica en los lugares precisos y logra una sensación de velocidad  y vértigo pocas veces vistas en el cine, y que de alguna manera se había mostrado en “Jack Reacher”.

Con esto, la cinta mantiene el espíritu original de la serie de filmes, en donde las secuencias de acción imposibles, literalmente dejarán al espectador al borde del asiento.  A eso, se suma  que a partir de la anterior película, la saga ha dado un claro giro hacia la comedia. En esto quien lleva la batuta es Benji, quien aporta con diálogos hilarantes, con un sentido del humor equilibrado e inteligente que suma varios puntos a la cinta. Además Benji es más “humano” (menos heroico si se quiere) que sus colegas, por lo cual de alguna forma el espectador se podrá identificar con él.

Otro aspecto interesante que se suma ahora es el personaje de Ilsa (Rebecca Ferguson). En ella podemos ver por primera vez a una mujer que está a la altura de Ethan Hunt si hablamos de sus particulares habilidades. Ilsa pelea, corre y dispara tanto o mejor que el líder del equipo FMI, con lo cual el peso de la trama se reparte mejor entre los personajes.

A pesar de lo anterior, la cinta también se cae en algunos aspectos. El más evidente, es el villano de la película, Solomon Lane (Sean Harris), un antagonista bien construido desde la interpretación del actor (se parece un poco a los villanos de James Bond al ser ligeramente más caricaturesco que los de las otras “Misión imposible”), sin embargo el problema es que el guión a la larga le va quitando el piso al personaje.

Por otra parte, esta vez la película se hace un tanto predecible, pues utiliza los mismos trucos que ya hemos visto en las anteriores. Eso, para el espectador más avezado y conocedor de la saga, le quitará en parte el suspenso necesario. Está bien recurrir a lo que sabemos que es gusto de los fans de esta serie, pero hay mejores maneras de utilizar esos recursos y mantener la sorpresa.

“Misión imposible: Nación secreta” es una buena película de acción, cuyo fuerte son las escenas de persecución y la comedia que se incorpora. Sin embargo en términos de historia decae un poco, y se queda por debajo de las versiones anteriores.

© Juan Carlos Berner

En Twitter: @jcbernerl

Autor:

Compartir este post

1 Comentario

  1. La fui a ver, me encanta las películas de acción. Me entretuve mucho. Lo bueno para mi de estas cintas es que no me dejan pensado y me divierten.

    Misión Imposible cumple mis objetivos es la mejor de las 5.

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *