Crítica de cine: “Good Time”

Pocas veces, aunque nos gustaría que fuera distinto, el cine nos da sorpresas. Generalmente las expectativas se cumplen tanto para una buena cinta (cuando en el horizonte se vislumbra una película que promete que dará que hablar) como para una que no lo es (cuando se sospecha que tal o cual filme pasará sin pena ni gloria). Pero “Good Time”, de los hermanos Benny y Josh Safdie, es un bálsamo que viene a reconfortar caminos pedregosos de tanto intento por hacer buen cine.

Connie Nikas (Robert Pattinson) es un joven brillante pero que está inmerso en el mundo de las drogas,  de las mentiras y engaños en general. Su hermano Nick Nikas (Benny Safdie) tiene un severo y notorio retraso mental. Connie, con la convicción de tomar a su hermano y salir del suburbio en donde residen, idea el robo de un banco con la ilusión de irse a vivir cómodamente al campo, en el estado de Virginia. Pero para ello debe contar con la ayuda de su hermano. Como podrán imaginar, nada saldrá bien.

No es aventurero decir que esta es una historia de amor disfrazada de tragedia. Connie ama a su hermano y en ningún momento piensa en dejarlo atrás. De hecho en los primeros minutos de metraje esta idea queda en el consciente del espectador marcada a fuego. Así es como se atreve a cometer el atraco con su disminuido hermano, y donde todo empieza a desmoronarse. Cada idea y acción pensada y ejecutada para salir del embrollo los hunde aún más. Todo ocurre en menos de 24 horas cronológicas.

Es tal la destreza técnica de la cinematografía de la película en los primeros quince minutos, que da la sensación que fuese una sola toma. El filme está encima de los actores mostrándolos en primerísimos planos, técnica que no aburre y que muy por el contrario, nos refleja ese grado de urgencia y a veces de pesimismo de la situación. La música que acompaña cada secuencia es de una intensidad potentísima, que funciona a la perfección, podríamos cerrar los ojos y saber si los protagonistas están huyendo o están tranquilos, lo están pasando bien o, como casi todo el metraje, lo están pasando mal. Bien por la música de la película, me aventuro a decir que no pasará desapercibida en futuros festivales.

Volviendo a la técnica de filmación, existen unas secuencias registradas desde el aire que rayan en la perfección, con una simetría que no había visto en tomas similares de otras películas. La intensidad de la luz, los espacios abiertos y cerrados, la oscuridad de la noche, el silencio obligado para no molestar, todo en su conjunto crea una atmósfera incómoda que nos hace sentir lo que están padeciendo los protagonistas.

“Good Time” es un shock a los sentidos, es el sonido de un disparo en medio de la noche. Está exquisitamente filmada, es frenética y a veces desespera. También ojo con la actuación de Robert Pattinson, que ojalá sea premiado por algún festival venidero.

Sin lugar a dudas, es una de las mejores películas que he visto en este 2017. Imprescindible verla en el cine. Después que la vean comentémosla, a ver si alguien me puede explicar por qué la película se titula “Buen momento”.

Por: Daniel Bernal

En Twitter: @SoloBernal_

Ficha Técnica:

Título: Good Time

Directores: Benny Safdie y Josh Safdie

País: Estados Unidos

Duración: 101 minutos

Elenco: Robert Pattinson, Benny Safdie, Jennifer Jason Leigh

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *