Crítica de cine: “Deseo de matar”

El doctor Paul Kersey (Bruce Willis) está acostumbrado a salvar vidas. Es un prestigioso cirujano que trabaja en la sala de urgencias de un hospital por lo que es constantemente requerido para atender a todos los enfermos y heridos que ingresan y que se debaten entre la vida y la muerte. Lo que nunca imaginaría es que una noche lo llamen por altoparlantes para ir a atender a dos mujeres, una de 42 y la otra de 19 años, su esposa e hija respectivamente, quienes fueron asaltadas y golpeadas en su propio hogar.

La lentitud, la burocracia y la letanía de una investigación de la policía para identificar y apresar a los asaltantes, convierten a un cálido doctor Kersey en un hombre frío y que encuentra en la posibilidad de hacer justicia por su propia mano una excelente idea.

“Deseo de Matar” (Death Wish) es un remake de la película del mismo nombre del año 1974 dirigida por Michael Winner y protagonizada por el gran Charles Bronson como el doctor Kersey. En esta oportunidad, el filme es dirigido por Eli Roth, a quien hemos visto en varias oportunidades en Chile por la alianza que tiene con la productora Sobras, propiedad de Nicolás López. La última película de Roth fue “Knock Knock” estrenada en el 2015. La dirección es bastante correcta, sin embargo tiene baches notorios en secuencias de continuidad, como también algunas tomas innecesarias.

Roth pudo haberle sacado mucho más provecho a un Bruce Willis que venía en franca decadencia, pero que al menos logró sacarlo del bajón actoral que se le ha visto en todas sus últimas películas, al menos 12 años a la fecha (con un único paréntesis en “Sin City 2”). Así y todo, Willis está lejos de recuperar su mejor nivel que le vimos en su época de gloria.

Existen un par de matices en los que podemos comparar esta entrega con la original: el ritmo y la melodía. De ahí en más, la actitud de cada protagonista es distinta, quizás marcada por los tiempos tan diferentes en los que están ambientados. Bronson siempre fue más oscuro, no creo que exista otro actor que haya interpretado a la perfección a este vengativo doctor de los años 70.

La cinta pone sobre la mesa nuevamente el tema de lo desvalidos que se sienten los ciudadanos que perdieron a un ser querido en manos de delincuentes, y en donde la policía actúa con una lentitud exasperante. Muchas películas muestran esta realidad en distintos niveles de profundidad. Como ejemplos totalmente dispares en mirada y guion, tenemos, por ejemplo, “Un día de furia” (1993) y “Hard Candy” (2005).

“¿Para qué me das tu tarjeta, detective, si cuando te llamo nunca te encuentro? Obviamente después no te llamo más, me cansé. No tengo respuestas por parte tuya, no me pones al corriente, no me das ánimo. Y adivina qué se me ocurre hacer…

Si bien “Deseo de Matar” no muestra absolutamente nada nuevo bajo el sol y queda lejos siquiera de igualar el ritmo y vitalidad de la cinta original, logra entretener y jugar con la curiosidad del espectador para saber qué pasará con el doctor y con los delincuentes que cometieron el atraco.

Por ©Daniel Bernal

En Twitter: @DanielBernalY

Ficha Técnica:

Título: Deseo de Matar (Death Wish)

Director: Eli Roth

País: Estados Unidos

Duración: 107 minutos

Elenco: Bruce Willis, Camila Morrone, Dean Norris, Vincent D’Onofrio, Kimberly Elise

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *