Crítica de cine: “Deadpool 2”

Wade/Deadpool ha iniciado su vida como un exitoso mercenario solitario. Está orgulloso de haber rechazado el llamado de los X-Men a ser parte de su equipo y, si no fuera por la llegada de Cable, así hubiera seguido. Pero un hombre  a veces tiene que saber pedir ayuda y formar su propio equipo/familia.

Voy a decir al tiro aquellas cosas que sé les interesan: ¿Tiene muchos chistes? Sí, es Deadpool. ¿Tiene mucha sangre? Sí, es Deadpool. ¿Escenas de acción? Ídem. ¿Muchas referencias? Yo diría qué más que nunca. Escuché por ahí que alguien decía “Es más de lo  mismo” y… sí pos, es una secuela. ¿O todas las “Batman” se diferencian mucho entre sí? hay más chistes, más escenas ridículas, más sarcasmo, más de todo. Obviamente no tiene el efecto novedoso de la primera, porque… ya conocimos a Deadpool y ya sabemos cómo funciona. Sabemos que es un sádico sin compasión con un corazoncito escondido ahí en lo profundo de su traje rojo, que tiene muy claro que es un personaje, que está en una ficción y que rompe la 4ta muralla cada vez que el momento lo amerita.

Sinceramente, es todo lo que esperamos. Hasta más; tiene unos cameos increíbles que no se esperan. Y, como ya saben, hasta los créditos de esta película hay que leerlos con atención, porque están llenos de chistes y referencias a otras cosas de la cultura pop. No tengan miedo del trailer; te hace creer que te está contando toda la película, pero la historia va mucho más allá de lo que muestran. Es una película llena de sorpresas y con una banda sonora que hay que destacar por su romanticismo (sí, leyó bien: romanticismo). Nunca hay que olvidar que Deadpool ES amor.

En fin, súper recomendable para este mayo súper frío, pero súper cargado de estrenos entretenidos (Ya están en cartelera “Infinty war”, “La isla de los perros” y se viene “Solo”). Estará disponible en IMAX (Sin 3D. menos mal) pero, es tan entretenida que da lo mismo en qué cine la vean. A no ser que sean de esas personas que ama demasiado el IMAX. Pero eso ya es personal.

Vaya a verla, no lleve a personas que no disfruten de la sangre y no, no es recomendable para menores de 12 años.

Por Gaby Potter.

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *