Crítica de Cine: “Bohemian Rhapsody”

Fueron años de planificaciones, desencuentros, equivocaciones, despidos y renuncias. De todo ocurrió en una grabación de tal envergadura, pero ya está, la tenemos.

La cinta tiene el subtítulo de “La vida de Freddie Mercury”, pero ojo, que acá empezamos a desenredar la madeja. La película tiene poco de reveladora en cuanto a la vida del vocalista. Si bien se centra en él y no en sus compañeros de banda, sirve más como soporte a la historia para ir mostrando pieza por pieza, o al menos así lo intenta, de construir esta mega banda de rock llamada Queen, una de las mejores de la historia.

En el comienzo se muestra a Farrokh Bulsara (Rami Malek), un inmigrante proveniente de familia india que tiene aspiraciones musicales, en donde la composición de canciones es su fuerte aparte de su extraordinaria voz. Una noche conoce a Brian May (Gwilym Lee) y Roger Taylor (Ben Hardy) músicos que justo en ese momento se quedan sin vocalista. El destino así le tendió una mano a este chico delgado y femenino de dientes muy grandes que comienza a soñar en grande.

El chico aún llamado Farrokh, por esos mismos días, conoce a Mary (Lucy Boynton) la que será “el amor de su vida”, tal como reza la canción que creó Mercury para ella. Sin mayores contratiempos y sin revelar más que el fanático medio ya conozca va avanzando el filme, con distintos ritmos, romántico a veces y vertiginoso en su mayoría.

Más que la vida de Freddie Mercury, la película sirve como homenaje a esta gran banda de rock. El frontman es el hilo para unir las vidas de los músicos y de cada uno de los personajes que sustentan a la banda. Seremos testigos de éxitos y fracasos, de excesos, amores, desencuentros y mucha música.

Una de las cosas que la crítica mundial más apunta con el dedo, es la insistencia en mostrar las desavenencias de Mercury con Taylor (baterista) quienes discutían de forma recurrente. Y claro, la gente no va a ver solo eso, quiere saber algo más sabroso en la vida del vocalista que el filme no muestra ni siquiera de soslayo. Cabe destacar, que la película no ha sido bien recibida por la crítica pero sí por la audiencia en general.

La homosexualidad de Mercury es graficada de manera elegante y respetuosa, sin caer en vulgaridades ni excesos de ningún tipo. En general, todo el tratamiento de la película está cuidadosamente estudiado y filmado.

La elección de Rami Malek no podía ser más acertada para interpretar al vocalista en el papel protagónico. De origen egipcio, tiene un evidente parecido al fallecido cantante, lo cual se acentúa con los dientes postizos. También canta en algunos pasajes de la película, aunque el doblaje general está hecho en base a pista de la misma banda Queen y de un cantante canadiense que tiene un registro muy parecido a Mercury. Algunos ya se aventuran en postular a Malek como el próximo ganador del premio Oscar en la categoría Mejor Actor. Creo que hay que ir con cautela, incluso por respeto a los contendores que aún no conocemos.

El papel de Mary también es fundamental en la cinta, así como lo fue o al menos intentó ser en la vida real. Va de la mano con el orden y el centro que un artista debe tener, y que Mercury se negaba a obedecer.

No es necesario ser fan de Queen para ver, masticar, disfrutar e incluso cantar en esta película. La vida de una banda de rock es una montaña rusa y en esa nos subimos. ¿Le gustan las biopic (películas biográficas)? ¿Le gustan las películas que tratan de bandas de rock? Entonces no se puede perder “Bohemian Rhapsody”, y por favor, si puede, elija la mejor sala para empaparse y disfrutar con la “Reina”.

 

Por ©Daniel Bernal
@DanielBernalY

 

Ficha Técnica:
Título: Bohemian Rhapsody
Director: Bryan Singer
País: Inglaterra | Estados Unidos
Duración: 134 minutos
Elenco: Rami Malek, Lucy Boynton, Gwilym Lee, Ben Hardy, Joseph Mazzello, Mike Myers, Allen Leech

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *