belleza-inesperada

Crítica de cine: “Belleza inesperada”

Diciembre es un mes raro para las carteleras de cine; la carrera por los Oscar comienza a ponerse dura, y nos llenamos de películas que pretenden entrar en las nominaciones de todos los premios posibles. Y, como también se acerca Navidad, también aparecen las películas que buscan vender juguetes y las que pretenden convertirse en clásicos navideños.

“Belleza Inesperada” pertenece a esta última categoría.

Howard era un hombre pleno: tenía un trabajo que lo apasionaba y una familia feliz. Pero, tras la muerte de su hija, su vida se ha venido abajo y sus 3 mejores amigos, que además son sus socios, quiere ayudarlo a volver a ser el hombre que era antes, montando un acto en el que el amor, el tiempo y la muerte, le hablan, esperando que Howard consiga, de una vez por todas, sanar de la peor herida que puede tener un padre.

Cuando supe de qué se trataba esta película, pensé que iba a llorar de principio a fin, como me pasó con “Hachiko” y “La decisión más difícil” (Esa en la que Cameron Díaz tiene una hija con cáncer y concibió a otra, cuya misión era mantenerla viva). Pero no; aunque trata un tema espantoso, como es la muerte de un hijo, no es para llorar durante toda la película. Tiene momentos emocionantes, pero no pasa más allá de ser una película bonita. Creo que pretendían que fuera mucho más que eso, porque la historia tiene un intento de complejidad que no funciona mucho.  Tiene simbolismos que me parecieron un poco obvios y una sorpresa final que, sinceramente, no me sorprendió. Sin embargo, aunque siempre supe cómo iba a terminar la película, y que tiene errores en el guión, no me pareció completamente pésima. No se convertirá en un clásico navideño ni ganará nominaciones a los premios importantes, ni siquiera a los “Razzies” (Premio a las peores películas del año), probablemente ni siquiera cause un gran impacto en quien la vea… pero es bonita. Tiene lindas actuaciones, y los temas que trata y la forma en que los trata, también son bonitos. El tema principal es cómo vivir con el dolor que causa la muerte de un hijo; pero también habla de tener hijos, de ser padre, de ser familia… tiene un par de frases de esas que se pueden escribir en Facebook después.

En resumen, no es una gran película, no tiene un gran guión y no será un clásico, pero no es para nada la bazofia que la crítica gringa dice que es. Es bonita y llorona, perfecta para pasar un rato reflexivo y para abrazar a la gente que uno ama. Por que, el amor está en todo, en la felicidad y el dolor y sólo depende de nosotros encontrar la belleza de vivir, incluso en los peores momentos de nuestras vidas.

 Por Gaby Potter.

Comentarios

comentarios

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Revisa también

crudo

Primer trailer de “Crudo”, la cinta que ha provocado desmayos en el público debido a su crudeza

Justine es una joven vegetariana que debe enfrentarse a una novatada (mechoneo) al entrar a ...

2 comments

  1. Que significa debes notar la belleza inesperada????

  2. Opino que la palabra bonita no es la adecuada no solo se trata de lidiar con la muerte sino más bien vivir el suelo pero no quedarse con el dolor para siempre incluso aunque no tengas hijos perder a un ser querido puede causar un dolor inmenso y superarlo, seguir viviendo porque ellos siguen viviendo en nosotros y todo en la vida se desarrolla entre el amor, el tiempo y la muerte. Tiene algo más que solo algo bonito. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *