Crítica de cine: “Batman vs Superman – El origen de la justicia “

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Por qué parto este comentario de una película de DC citando una frase de una película de Marvel pensarán ustedes (aunque la frase original es del presidente Roosevelt). Simple, porque si hablamos de “Batman vs Superman” podemos decir algo similar, y es que “Una película esperada por décadas conlleva una gran expectativa”, y la gran pregunta que el planeta cinéfilo se hace es si la cumple o no.

Pero antes de ir a la respuesta, tal vez es necesaria una pequeña idea de la trama. En “Man of Steel” vimos como la batalla de Zod con Superman destruyó media ciudad. Pues bien, uno de los edificios más dañados era de propiedad de Bruce Wayne, y en él murieron cientos de trabajadores y amigos del hombre murciélago. A partir de ahí que Wayne tiene entre ceja y ceja a Superman. Luego se abre un fuerte debate público sobre si el poder casi ilimitado de Superman lo hace confiable o no, es decir, si los estadounidenses pueden dormir tranquilos sabiendo que hay un ser que en un santiamén podría matarlos a todos si quisiera. Todas estas suspicacias sobre el hombre de acero se verán mezcladas con el plan que Lex Luthor tiene para ambos superhéroes, el cual no hará nada más que empeorar las cosas.

“Batman vs Superman”, como señalé en el primer párrafo, tiene una enorme responsabilidad sobre sus hombros. Si bien ya los habíamos visto juntos en los cómics, videojuegos y series de TV, nunca habíamos visto a los héroes juntos en el cine, algo especialmente anhelado en una época donde las cintas de superhéroes son las que más atraen público en el mundo y donde los efectos especiales y el presupuesto permiten hacer casi cualquier cosa.

El problema es que con un presupuesto enorme no basta; también se necesita un buen guión, dirección, actores, etc. Para que una buena película lo sea, todos los elementos que la componen tienen que funcionar, y en “Batman vs Superman” esto no ocurre todo el tiempo.

Sobre la historia misma, diré básicamente que hay varios elementos sobrantes. Para no dar spoilers, solo les adelanto que al inicio de la película vemos cómo mueren los padres de Bruce Wayne y este descubre la Baticueva. Estas escenas se vinculan con algo que pasa después, pero la verdad es que uno se pregunta si de verdad era necesario mostrar nuevamente algo que ya todos conocemos de memoria. Del mismo modo ocurre en dos o tres escenas más de la película, donde el espectador se preguntará ¿y para qué es esta escena? O dicho de otro modo, les aseguro que si estas partes no se hubieran puesto, no se alteraría en nada el relato.

Ahora, del mismo modo como el filme dedica mucho tiempo a cosas que no eran tan importantes, se toma la libertad de dejar varios temas sin mayor explicación. De acuerdo, es una película de fantasía y no todo tiene que ser totalmente lógico o explicado, pero aquí las libertades creativas pasan incluso por sobre la verosimilitud de la historia. El problema de todo esto es que el filme de Zack Snyder se toma todo demasiado en serio, es muy oscuro, y si se quiere contar una historia así también es necesario no dejar cabos sueltos en ninguna parte, y aquí se le pasaron varios.

Superando estos problemas de guión y de montaje, y para ser justos, hay que decir que el resto de la película es bastante bueno. Las escenas de acción están muy bien logradas, y la pelea entre los dos grandes gladiadores creo que dejará satisfechos a los fans en términos generales.

En cuanto a Ben Affleck, debo decir que siempre le tuve fe como Bruce Wayne y que mis expectativas se cumplieron relativamente bien con él. En la inevitable comparación con Christian Bale, creo que Affleck está un poco al debe, aunque lo que sí queda claro es que son distintos. Este nuevo Batman es más pragmático pero también más depresivo. Lo que más llama la atención es que en  los Batman´s anteriores había una notoria diferencia entre Bruce Wayne con y sin el traje, mientras que aquí el millonario parece estar siempre con la actitud del murciélago. En ese sentido tal vez le faltó un poco de sentido del humor al personaje, es demasiado obsesivo, pero probablemente esto no sea tanto un problema del actor sino del guión, en su intento de ser oscuro y realista. Esta fue la herencia que recibió Snyder de la trilogía Batman de Nolan, y que lamentablemente al director de “300” le queda un poco grande.

Sobre los demás personajes, dedo para arriba a Jesse Eisenberg, que logra un Lex Luthor caricaturesco pero creíble a la vez (algo nada fácil), aunque no alcanza a ser lo que fue el Joker de Heath Ledger si quieren un punto de referencia. También el personaje de la mujer maravilla, a pesar de que sigue sin convencerme la actriz, te deja con ganas de verla más en pantalla.

 Volviendo a la pregunta original, podríamos decir que “Batman vs Superman” alcanza con el mínimo a cumplir las expectativas. Es una cinta bien hecha en muchos aspectos, pero en otras se cae estrepitosamente, y la que pudo ser una película épica se queda en el montón por no saber sacar el sobrante.

Por Juan Carlos Berner

En Twitter: @jcbernerl

Autor:

Compartir este post

1 Comentario

  1. Yo no se nada de los comics ni soy fanático , buscaba solo una película ágil que me mantuviese entretenido a lo largo de toda esta y la verdad me aburrí muchísimo… al menos la primera mitad…. Muy lenta, no creo que sea necesario explicar tanta cosa. Y me pasa que cuando tratas tanto de explicar algo se me hace mas forzado y poco creíble porque justamente la analizas mas… durante la función mucha gente salio de la sala al baño y la reacción al finalizar fue tibia… Para el publico general no fan me parece que quedó bajo las expectativas.

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *