Crítica de cine: “Avengers: Infinity War”

Cumplir las expectativas de miles de millones de fans alrededor del mundo generadas durante una década, no era una tarea nada fácil, pero debo decir que Marvel lo hizo y en grande.  La nueva cinta de “Avengers” es por lejos la mejor de las tres con el equipo completo, y sin duda una de las mejores cintas de superhéroes hechas hasta el momento.

Uno de los aspectos más interesantes que plantea el filme, es que los protagonistas de la historia no son los héroes, sino que es Thanos. El gran villano del Universo Marvel es quien mueve la historia, un personaje muy bien desarrollado y al que podemos conocer (no en toda su profundidad pero lo suficiente) en la película. Nada que ver con esos villanos con motivaciones genéricas que abundan en este tipo de filmes (“soy malo y quiero destruir el mundo… por qué, no importa”). Por fin Marvel desarrolla un personaje que es incluso mejor que Loki, al que podemos entender y sobre todo  temer de verdad.

Los héroes por su parte, están disgregados, entre otras cosas por lo que sabemos de las películas anteriores (vea “Civil War” para entender bien lo que digo) y porque la acción trascurre en múltiples escenarios a la vez. Lo genial de esto es que por fin se logra una película coral, donde todos los personajes son relevantes y aportan a la trama. Ya no es la película de Iron Man o del Capitán América y los que los siguen, sino que cada uno de los héroes es importante para el desarrollo de la historia.

Fiel a su estilo de combinar la acción con mucho humor, este aspecto está a cargo de los Guardianes de la Galaxia y, sorprendentemente… de Hulk. Siguiendo la lógica de “Thor Ragnarok”, la mayoría de los chistes presentes en el filme son cortesía de Mark Ruffalo, quien por fin cobra mucho más protagonismo como Bruce Banner.

Las batallas además son enormes, al más puro estilo del “Señor de los anillos” o “Game of Thrones”. A los que reclamaron que en “Civil War” no hubo grandes escenas de peleas (en el cómic salen muchos más personajes), los hermanos Russo los dejarán boquiabiertos con una batalla descomunal en Wakanda, no solo con miles de personajes en acción, sino además extraordinariamente bien filmada, entre otras cosas porque la escena es a plena luz de día, lo que permite apreciar todos los detalles.

Más allá de todos estos factores, el gran logro de “Infinity War” es que logra equilibrar todos los aspectos del filme a la perfección. Las escenas con diálogos, donde se nos explica la trama o se desarrolla el drama, se van mezclando muy bien con las escenas de acción que se esperan de un filme de este tipo. Esto hace que las más de dos horas y media de duración se pasen volando, y de hecho dejen al espectador con gusto a poco. Ah, y porque el final es realmente impresionante.

Por Juan Carlos Berner

En Twitter e Instagram: @jcbernerl

Autor: Cine

Compartir este post

1 Comentario

  1. Buenísima película!

    Comentar

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *