Crítica de cine: “Asalto en el huracán”

Debo confesar que llegué con cierto prejuicio a ver “Asalto en el huracán”, con el ánimo de que la película me explicara cómo se puede idear y ejecutar el asalto a una bóveda con mucho dinero justo en el día en que arrecia una de las peores tormentas que se hayan vivido en Estados Unidos. Y quedé satisfecho con la respuesta, porque no es que los malhechores hayan planeado mal, o sean porfiados, o qué se yo, no, sino que (como era de esperar) utilizaron el huracán como distractor para cometer el millonario atraco.

Resuelta mi duda, me encuentro con una película que tiene algunas caras conocidas que vi en otros filmes de acción, con una trama que dice más o menos así (nada de spoilers, no se preocupen): dada la inevitable llegada de un huracán a una zona rural de Estados Unidos, se obliga a los lugareños evacuar la zona de forma inmediata. Para ello, la policía se organiza y despliega a todos sus hombres para cumplir con dicha orden. El pueblo posee la particularidad de tener un depósito federal de dinero, entidad importantísima y de alta seguridad. Y esa mañana huracanesca el depósito tendrá dos visitas: la primera es la que sirve para armar el bando de “los buenos”, un grupo policial comandado por la agente Casey, quien llega en camiones blindados que reducirán millones de dólares en finas hebras de papel (sí, lo van a moler); y, el segundo grupo es el de “los malos”, los asaltantes, quienes logran infiltrar personas en la bóveda y alterar por fuera el sistema de comunicaciones.

Dada una pérdida de electricidad en el edificio, la agente Casey debe ir al pueblo a buscar a la única persona que podía arreglar el generador, el borracho Breeze, que a su vez es hermano de Will, quien tiene un batimóvil como vehículo ya que es un tipo que mide y registra huracanes. El destino los unirá a los tres para tratar de detener el asalto de esta banda criminal en medio del huracán.

A la señorita Casey (Maggie Grace) la habíamos visto en su papel de Kim en la trilogía “Búsqueda implacable” (Taken) como la hija de Brian Mills (Liam Neeson). Will (Toby Kebbel) no ha tenido papeles muy importantes. Su director, Rob Cohen, está acostumbrado a los blockbusters con mucho efecto especial: ha dirigido “Corazón de dragón”, la primera entrega de “Rápido y furioso” y “xXx”, entre otras. Y como está acostumbrado, sabe jugar con el suspenso y con la sorpresa, con el ruido y la explosión, con el momento íntimo y de calma.

Estando muy lejos de ser una gran película, la cinta cae en cosas obvias, las situaciones no son nada nuevas, hay secuencias en donde los efectos especiales quedaron al debe por ser muy precarios y/o evidentes, otras secuencias son imposibles (no estamos viendo un film de Bond), y las actuaciones son planas. Sin embargo, la película gana en entretención y persecuciones, todo a lo que Cohen está acostumbrado a crear, filmar y entregar.

Va a pasar un buen rato, no se va a aburrir, pero recuerde que le puede pesar la idea de cometer un asalto en medio de un huracán.

 

Por ©Daniel Bernal

@DanielBernalY

 

 

Ficha Técnica:

Título: Asalto en el Huracán (The Hurricane Heist)

Director: Rob Cohen

País: Estados Unidos

Duración: 103 minutos

Elenco: Maggie Grace, Toby Kebbell, Ryan Kwanten, Ralph Ineson

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *