Crítica de cine: “Annabelle, la creación”

El género del terror sigue siendo uno de los más exitosos en el cine, probablemente debido a que la gente busca emociones fuertes cuando va a ver una película, y así salir de la rutina, o quizás porque es una buena excusa para que un atento joven abrace a la asustada chica que está al lado (o viceversa).

Sean cual sean las razones, las cintas de terror siempre son muy taquilleras y esperadas por el público, y más si vienen acompañadas por una gran campaña de markenting como es el caso de esta película.

La segunda película protagonizada por la muñeca Annabelle se llama “La Creación” porque nos muestra el origen de la muñeca, y cómo (y por qué) este juguete es poseído por un ente maligno. La historia comienza más o menos así: Después de la trágica muerte de su pequeña hija, un fabricante de muñecas y su mujer deciden invitar a vivir a la casa a una monja y a varias niñas de un orfanato recientemente cerrado. Lo que nadie sabe, es que una de las muñecas del fabricante esconde un oscuro secreto.

“Annabelle 2” llega a Chile precedida por una muy buena crítica internacional, lo que hace que las expectativas estén muy altas, algo que a veces puede jugar en contra de una película: si vas con la idea preconcebida de que la película es buena, quizás le exijas ser más de lo que realmente es.

Hago esta acotación porque creo que es lo que me sucedió: me apresté a ver una película original y aterradora, pero en vez de eso solo me encontré con un filme lleno de clichés y que en general no da miedo. No es que la película sea mala, de hecho es mejor que la primera parte (cosa que no es muy difícil), pero esperaba que la película estuviera al menos a la altura de “El Conjuro”, o que tuviera la originalidad de otras cintas de terror que han aparecido últimamente, y que han llegado a renovar el género.

Al menos eso sí, el director DavidF. Sandberg no utiliza el nefasto recurso del susto repentino, sino que intenta lograr la tensión a través del uso de los espacios cinematográficos, y en especial de la oscuridad, algo que ya vimos en su anterior película “Lights Out”.

“Annabelle, la creación” es una película correcta, con buenas actuaciones, con un guión decente, y se nota que su director conoce el género bastante bien. Sin embargo una película de terror por definición tiene que dar miedo (¿es lo más importante no?) algo que aquí no pasa, o no al menos para un público acostumbrado al cine de terror. La cinta además es totalmente predecible, es decir, pasa todo lo que se puede esperar que ocurra. Muy poca originalidad.

Con todo, no es una mala película, definirla como regular es más justo, y está bien para pasar un rato, pero si eres un amante del terror exigente, o buscas una película original, probablemente saldrás decepcionado… como yo.

Por Juan Carlos Berner

En Twitter: @jcbernerl

Author: Cine

Share This Post On

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *