Comentario de TV: El regreso de “The Flash” en su cuarta temporada

La Cuarta temporada de “The Flash” inicia después de que en el último capítulo de la anterior, nuestro héroe quedara atrapado (aunque voluntariamente) en la Fuerza de velocidad, aquella fuerza que le da sus poderes a los velocistas como él.

Así, en este primer capítulo vemos como Iris se ha hecho cargo del Team Flash, y siguen combatiendo el crimen en la ciudad. El misterio será saber cómo Flash vuelve a la normalidad, ya que de salir de la Fuerza de velocidad, se crearía un desequilibrio capaz de destruir el planeta.

Los que seguimos esta serie, sabemos que a pesar de ser muy buena y entretenida, es más bien livianita, y se da hartas licencias a la hora de solucionar los conflictos. Esto quiere decir que tiene una estructura que permite resolver varios problemas de forma casi mágica, con soluciones científicas que solo Cisco sabe cómo funcionan, o por ejemplo, haciendo amigo a un enemigo con solo un diálogo… y bueno, el enorme corazón de Barry.

Esto siempre me ha producido un poco de ruido, especialmente con las reacciones que tienen los personajes sobre ciertos hechos. Un ejemplo claro de esto es cuando Barry viaja al futuro y se encuentra a sí mismo destruido por haber perdido a Iris, y junto con él, todos los personajes de la serie están mal. Ahora, con Barry perdido (no muerto pero como si lo estuviera), vemos que sus amigos siguen una vida más o menos normal… Eso es raro: ¿si no está Iris es el caos, pero si no está Barry no importa mucho?

En este sentido, el primer capítulo de la cuarta temporada sigue exactamente con la misma fórmula que ya conocemos, es decir, si te ha gustado la serie te seguirá gustando, pero si esperas que aumente el nivel de complejidad, y se ponga más oscura o realista, entonces te sentirás decepcionado.

“The Flash” es una serie que ha sabido llenar el espacio que exige un personaje tan popular como este, pero que está lejos de las complejidades morales o dramáticas de series como “Breaking Bad” o “House of cards” o para ser más justo y compararla con otra del género, con lo que ha logrado “Daredevil” en Netflix. Sin embargo esta forma de hacer la serie, más liviana y juvenil, es algo que se planteó desde el inicio, y en ese sentido “The Flash” sigue muy fiel a su espíritu.

Es decir, que a pesar de sus flaquezas y cosas inverosímiles (más allá de la fantasía propia de una serie de superhéroes),  la serie tiene personajes honestos y sobre todo muy queribles, lo que es probablemente su mayor fortaleza.  Y la cuarta temporada promete más acción y aventuras en la misma línea que lo venía haciendo. Bien por el team flash.

“The Flash” la puedes ver todos los jueves a las 20 horas de Chile por WARNER CHANNEL.

Por Juan Carlos Berner

En Twitter: @jcbernerl

Autor: Cine

Compartir este post

Comentar

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *