7 actores que subieron extremadamente de peso por un personaje

Hollywood se caracteriza por ser exagerado. También sabemos que muchos actores lo dan todo por ganarse un Óscar, aún si eso significa cambiar su cuerpo. De hecho, no sé si se han dado cuenta, pero cada vez que una actriz se “afea” y es nominada al Óscar, es altamente probable que se lo gane. ¿Ejemplos? Charlize Theron, en “Monster”, Nicole Kidman en “Las horas”, etc.

Una de las cosas más solicitadas por Hollywood, es que los actores engorden (habiendo tanto actor gordo y maquillaje, la verdad, no entendemos por qué lo hacen) y acá tenemos 7 actores que hicieron anti dietas extremas para engordar.

  1. Robert De Niro

Por allá por los 80’s, Robert De Niro protagonizó una película llamada “Toro Salvaje”… ¿la recuerdan?. Dirigida por Martin Scorsese, contaba la historia de Jake LaMotta, un boxeador profesional que soñaba que ser el campeón en su peso, pero la fama le trajo más penas que felicidad (si no, no estaría dirigida por Scorsese, o sea). Al final de la película, la historia avanza y Jake aparece, años después, más gordo y más viejo… Robert De Niro subió 30 kilos en dos meses. Scorsese le dio permiso para irse a Italia por dos meses y comer toda la pasta del país. Al menos, sí logró ganarse el Óscar por este papel.

  1. George Clooney

Para representar a Bob Barnes en “Syriana”, George Clooney tuvo que subir 13 kilos en 30 días. ¿Cómo lo hizo? Dejó de ejercitarse y sólo comió donuts y papas fritas. Básicamente, cualquier cosa que tuviera muchas calorías, hasta tener ganas de vomitar… sin llegar a hacerlo, obviamente. En otra nota, mencionamos esta misma película, debido a que George se lesionó la espalda filmando una escena… menos mal que se ganó el Óscar a Mejor actor de reparto, por que pucha que lo pasó mal en la filmación.

  1. Jared Leto

El 2007, se estrenó la película “El asesinato de John Lennon”, o “Chapter 27”, en idioma original. Aquí, Jared Leto interpretó al infame asesino de John Lennon (no escribiré su nombre, porque su deseo era que todos lo asociáramos al nombre de Lennon… no aportaré a que lo logre), que pesaba bastante más que él. Leto subió una gran cantidad de kilos y dice que no lo disfrutó en ningún momento. ¿Su receta? Un batido que contenía: helado derretido al microondas, con aceite de oliva y salsa de soya. Con esa receta, era lógico que lo iba a pesar pésimo y, lo más triste, es que no tuvo nominaciones.

  1. Ryan Gosling

Este es el caso más triste de todos. Ryan Gosling, al leer el guión de “The Lovely bones”, quiso participar en ella. Hizo la audición y fue elegido por Peter Jackson para interpretar a Jack Salmon. “¿Cómo? ¡Si Ryan Gosling no aparece en la película!” dirán ustedes… y es la parte triste de la historia. Aún no puede explicar por qué, pero, sin consultarlo con nadie, consideró que el personaje era mucho más gordo que él y decidió aumentar sus 68 kilos a nada más y nada menos que 95, en base al mismo batido creado por Jared Leto. Cuando Peter Jackson lo vio llegar, lo tuvo que despedir, porque no estaba ni cerca de la imagen que tenían del personaje… .

  1. Colin Farrell

Para le película “La Langosta”, Colin Farrel subió 18 kilos. Dijo que, a pesar de amar las hamburguesas con papas fritas, comerlas todos los días le pareció bastante tedioso… además, comía torta de chocolate todo el día. Finalmente, y como él mismo dijo, es mejor para tomar que para comer, así que decidió derretir helado y tomárselo. La película era muy independiente para los Óscar, pero tuvo bastantes premios en festivales de cine más… serios.

  1. Matt Damon

El único en la lista que admite haberlo pasado bien comiendo todo lo que quería. Para filmar “El informante”, el 2009, cada día comía hamburguesas con queso, patatas fritas, filetes bañados en salsa bearnesa, Doritos, tortitas de boniato con crema fresca y ensalada cesar con pollo rebozado. Durante el rodaje, comía hamburguesas de Mcdonald’s con doritos encima.

  1. Christian Bale

En “Escándalo americano”, Christian Bale aparece con muchísimos kilos de más. Ya había demostrado su capacidad de bajar de peso para “El maquinista”, así que decidió hacerse más daño engordando para ver si ese año se ganaba el Óscar. Lo cierto es que, según sus propias palabras, lo pasó pésimo subiendo de peso, se sentía mal y le dolía mucho la espalda. Tristemente, pasarlo mal no significó más que una nominación al Óscar, que se ganó Matthew McConaughey por “Dallas Buyers Club”.

 

 

 

 

 

 

 

Author: Cine

Share This Post On

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *